martes, 29 de octubre de 2013

The Legend of Zelda -Minish Cap- GBA review


Hola de nuevo!
Hoy me veo obligada(?) a escribiros sobre este entrañable juego que forma parte de mi colección desde hace muchos años. No sólo eso, como todos los juegos de la saga, tiene un lugar especial en mi corazón, se trata de The Legend of Zelda, the Minish Cap.


Pena me dan aquellos que nunca hallan jugado un juego de esta saga, pero nunca es tarde para emprender una aventura de estas. Esta entrega para GameBoy Advance de 2004 trata la historia de la leyenda de los Minish (Picori en Inglés, que yo me lo jugué en ambos idiomas) quienes ayudaron a los humanos a derrotar el mal concediéndoles una espada y el poder de la Light Force (ahora no recuerdo cómo se llamaba en Español). Desde entonces en Hyrule se celebra ese día una gran fiesta de conmemoración.
Pero este año la fiesta es aún más especial, pues se cumplen 100 años desde el encuentro de la leyenda, por lo que se realiza un torneo en el cual el ganador será recompensado con la oportunidad de poder tocar esta espada de leyenda, clavada en el cofre en el cual este mal se encuentra encerrado. Pero el ganador de este torneo resulta ser Vaati, un malvado mago que no se sabe muy bien de dónde apareció que no sólo rompe esta espada liberando así la fuerza maligna, sino que también convierte a la Princesa Zelda en una estatua de piedra.
Muy preocupado y en estado de alerta, el Rey le pide a Link, nuestro querido protagonista, que vaya a buscar a los famosos Minish para pedirles ayuda para volver a forjar la espada, recuperar a la Princesa y devolverle la paz a Hyrule, pues, sólo los niños inocentes y con el corazón tan puro como Link son capaces de ver a estos diminutos seres.
De esta manera, Link comenzará otra historia en la que será ayudado por Ezero, un curioso viejo sombrero parlante que encontrará por los bosques y que sabe de la verdadera identidad de Vaati. Juntos, deberán buscar los cuatro elementos para devolverle el poder a la espada y restaurar la paz en Hyrule.
No sólo eso, el juego está lleno de mini quests que nos ayudarán a completar la aventura principal con más facilidad, pues, por ejemplo, el Boomerang o el Escudo Espejo sólo se pueden conseguir de esa manera; pero que si no los consigues, puedes pasarte el juego igualmente(Yo por ejemplo no conseguí el Escudo Espejo...). Estos mini quests se desbloquean de una manera muy graciosa, pues Link irá encontrando mitades de Piedras de la Suerte durante su aventura y tendrá que preguntar a los NPC si tienen la otra mitad de la piedra, de manera que al unirlas algo genial pasa, desde el acceso a nuevos caminos en el mapa hasta la aparición de nuevos personajes.


Los gráficos son muy cucos y redonditos que identifican este juego de esa manera, pues también el Concept Art tiene estas características, una estética usada en títulos anteriores, como el Four Swords o el Wind Waker y en los títulos que Zelda tiene para DS. Los colores y la ambientación en los escenarios también tienen ese punto de dulzura, motivo por el cual este juego desprende algo especial; o quizás es que como anteriormente había jugado el Ocarina of Time de la N64 que está algo oscuro en cuanto a tonalidades, esta entrega me pareció muy blandita, termino al que contribuye el hecho de que el Final Boss sea quien es, aunque no por eso menos complicada la batalla.
La música, utilizando temas ya oídos en la saga, como el Dark Hyrule Castle, y temas compuestos para el título en concreto, como Minish Woods, es en general muy animada y pegadiza, con la esencia de los juegos anteriores pero más alegre, diría yo, desde mi experiencia del Ocarina of Time y el Link to the Past.
La dificultad del juego es mínima, quiero decir, siempre tienes ese momento en que te quedas bloqueado en una mazmorra, pero que resuelves pensando un poco o retrocediendo sobre tus pasos, luego siempre hay algún enemigo de especial complicación personal o el típico momento de cuenta atrás en el cual los nervios son el verdadero obstáculo, pero en general la trama avanza sin demasiadas complicaciones de manera rápida, hasta el punto de que puedo decir que sin los mini quests este juego podría ser de esos que te pasas en dos tardes y media, aunque no por eso se disfrute menos. Es más, el desarrollo del guión principal mismo se ve bien compenetrado con los quests, por ejemplo, recuerdo que para atravesar los pantanos y conseguir el tercer elemento, tienes que ir a ver al zapatero, pero éste está durmiendo, y los Minish te dicen que sólo el fuerte olor de una seta apestosa podrá despertarlo, de manera que tendrás que ir a buscar la seta en el Lago Hylia, pero para ir allá entonces, debes de haber desbloqueado la entrada al Lon Lon Ranch. De este manera, el juego se hace muy dinámico.
Luego, el estilo de batalla y mazmorras es el de costumbre: acción con algún puzzle que resolver. Las mazmorras tienen dos partes, separada una de otra por un Middle Boss, debes encontrar el mapa, la brújula, la Llave del Jefe y el item que te ayudará a derrotarle, y tras vencer el Big Boss recibes un corazón extra y el item clave para continuar la aventura. Sencillo, sin complicaciones aparentes.
Además, las pautas del juego están muy bien marcadas, pues así como recuerdo que en el Link to the Past muchas veces no tenías ni idea de que hacer (como cuando el viejo ese de Sahasrhla me dijo que fuera a buscar a los otros descendientes de los héores y no me dijo donde) en este juego te dejan muy claro cual es el siguiente objetivo, y ante cualquier duda, Ezero te recuerda lo que debes hacer o te da pistas.


Finalmente, como opinión personal, este juego lo conseguí cuando tendría unos 13 años, para Navidad, eso sí, y anteriormente había jugado el Ocarina of Time y, aún con un cambio de estética tan grande, nunca lo concebí como algo distinto, porque lleva esa esencia que huele a Zelda por todos lados, no hay triforce y siete sabios que te concedan sus medallones, pero es indudablemente Zelda, dirigido para un público más infantil, es verdad, pero no por eso quiera decir que no lo puedan disfrutar los adultos. Lo jugué hace mucho tiempo, y hace un par de semanas lo volví a empezar, lo acabé el Sábado pasado, y me ha gustado incluso más que cuando lo jugué de pequeña, seguramente porque ahora miro las cosas de otra manera y aprecio cosas que antes no veía.
De cualquier manera, siempre he pensado que The Legend of Zelda es una saga clásica y te gusten este género de juegos o no, es un imprescindible. Este juego en particular tiene pinta de poder ser el típico primer juego de la saga para los principiantes. Bueno, los jovencitos de ahora ya no juegan con esta plataforma... Digo yo. Pero los Zelda de DS parecen seguir un concepto similar, aunque no puedo decir nada porque no he jugado ninguno de ellos (de momento, HAHAHAHAHAHAHAHA).
Sinceramente, de los tres Zelda a los que he jugado, sitúo éste en segundo lugar en mi ranking personal. Ya os hablaré algún día del Link to the Past y los dolores de cabeza que me daba y que estoy recordando ahora que lo ha vuelto a comenzar.
En definitiva, Minish Cap es un buen juego para introducir nuevos jugadores a la saga, y también un buen juego para pasar buenos ratos y disfrutar en este pequeño doble mundo que te presenta en el cual Link tendrá que ir cambiando su tamaño y enfrontarse a diversos peligros para rescatar a la Princesa Zelda.

Sin nada más que decir sobre este entrañable juego, o mejor dicho, con muchas tareas que hacer, me despido hasta el próximo post, que espero que por fin sea del Arc the Lad II, o quizás del Scarlet Devil que estoy a nada de pasármelo, por fin.

sábado, 26 de octubre de 2013

KAITO figma review


Pero cuánto tiempo sin escribir! Aunque tengo mis razones -conflictos con enemigos de la paz en Hyrule y el dentista, además del Touhou-. De cualquier manera, lo importante es que he vuelto y que espero volver a poder postear más seguido. Así, hoy os traigo mi más reciente adquisición y mi primera compra en la Hobby Link Japan.

La figma de KAITO, VOCALOID masculino considerado como hermano mayor para muchas, y personalmente mi favorito, un sueño hecho realidad por parte de Max Factory y del escultor de costumbre. No creo que hagan falta más palabras de presentación, pero como yo soy así, os pongo un video en el cual contemplar su belleza, tanto en su hermosa voz como en las ilustraciones.

Nuestro Kaito, tal y como pensé, viene con escasos complementos, pues cuenta con sus tres expresiones faciales (Normal-Shinebaiinoni-0o0), sus cinco pares de manos que lo hacen bastante expresivo, dos bufandas, una corta y otra enorme, y dos helados. Quizás sea cosa mía, o como la figma anterior que adquirí era Homura-chan que estaba tan bien equipada en cuanto a accesorios, pues me ha parecido que Kaito esta un poco sólo.

En cuanto a sus articulaciones, están fuertes, es decir, son duras pero no difíciles de mover; aunque la articulación de la cadera está algo floja, y he leído comentarios de que a mucha gente le ha pasado, aún así no parece débil y lo hace más fácil de posar.
Como os podréis imaginar, este Kaito está diseñado para hacer poses más bien estables. Quiero decir que Kaito no va a poder sentarse o doblarse por el torso porque no tiene esta articulación; sus poses se limitan a estar de pie, quizás de rodillas, y los saltos que se pueden simular gracias al soporte de las figmas.
Pero, su falta de accesorios y su limitada posabilidad no es obstáculo alguno para la expresividad que se puede lograr gracias a sus caras. Os he puesto una cara en cada foto de abajo. Debido a que Kaito es un VOCALOID y que su personalidad cambia dependiendo del compositor y luego es re-ínventado por los fans al gusto de cada uno, se decidieron, parece ser, a ponerle expresiones neutras como las que se les ponen en los Project Diva, de ese modo, todos contentos, pues se tratan de expresiones hechas para agradar, y a quién no le gusta cuando sonríen en el juego?
Además, son caras muy acertadas, lo ves y dices "es Kaito", al igual que los colores, han utilizado los colores base del diseño original, incluso su chaqueta tiene un brillo metalizado que hace el efecto de esos grises.

        

He esperado con mucha impaciencia esta figma porque se trata de Kaito. Reconozco su falta de accesorios pero, aún así, me gusta mucho, especialmente su parecido con el modelo utilizado en el Project Diva, son completamente iguales; y añadiendo el cariño que le tengo al personaje en sí... Le adoro. No es la mejor figma de mi colección, pero me gusta más que el Nendoroid. Y está muy bien detallado, por lo que estoy contenta con mi compra, y tiene un huequecito en mi corazón, porque ya os he dicho que él es muy especial para mi.
De esta manera, considero que esta figma se puede hacer un sitio en el corazón de los fans de este VOCALOID, sin embargo, no creo que tarde en salir de mano de GSC una figura de escala de este personaje, que seguramente será genial, y eso ya es a gusto del consumidor y la capacidad de su bolsillo si adquirir una u otra. También está en Nendoroid y un par de Petit Nendoroid. De cualquier manera, yo estoy muy contenta con mi Kaito, y ahora podremos bailar juntos mientras escuchamos música.


Espero poderos hablar de algún videojuego el próximo día, aunque estoy algo atareada con mis trabajos para la Universidad... Pero eso no impedirá que juegue al Scarlet Devil.
Sin nada más que decir y varias cosas que hacer, me despido hasta la próxima!

lunes, 14 de octubre de 2013

THEATRHYTHM FINAL FANTASY 3DS review


Hola gente, hoy es Domingo pero eso no me excluye de actividades como subir de lv, maldecir a mis enemigos y escribir en el blog, por lo que, debido a la gran emoción que sentí ayer y tras ya un mes de continuos bailes nocturnos durante los findes, os presento el THEATRHYTHM, para 3DS.


THEATRYTHM es un arcade de ritmos musicales basado en los grandes éxitos sonoros del Final Fantasy lanzado para 3DS, y tamibén para IOS, este año pasado 2012. De este modo, tras el argumento clásico de devolverle la luz a los cristales para salvar el mundo, encontramos un curioso método de hacerlo, pues no sólo deberemos luchar contra los enemigos con el sistema de batalla por turnos como antes se hacía, sino que también deberemos hacerlo al ritmo de las canciones. Correcto, pues, el sentido del ritmo del jugador es un punto a tener en cuenta, al igual que su destreza con el stylus.

Así, al comenzar el juego escogeremos entre los protagonistas de los trece Final Fantasy a cuatro, los cuales configurarán nuestra party que podremos cambiar siempre que queramos, en mi caso Warrior of Light, Firion, Terra y Bartz. Nuestra party adquirirá experiencia al superar las canciones, de modo que poco a poco irán subiendo de lv hasta el 99lv, teniendo en cuenta que el lider recibirá un poquito más de experiencia, en mi caso el Warrior of Light. Estos personajes, con el lv, aprenderán ataques que pondrán en práctica en la batalla, y que se ejecutarán de forma automática al cumplir sus requisitos, por ejemplo, para activar Blood Weapon de Firion debes hacer un combo de 50.

Así, tenemos tres modos de juego:
Series es el modo de juego en el cual haremos rondas por título, es decir, tendremos que selecciones un título de la saga y jugaremos sus tres canciones seguidas además de la intro y el ending. Una vez superadas de esta manera, se desbloquearán en el modo Challenge.
Challenge es el modo en el cual podremos jugar las canciones superadas en Series, las desbloqueadas a medida que el juego avanza y las compradas en la tienda. No sólo eso, tiene tres niveles de dificultad: Basic, aquel que te sale en Series, Expert, un poquito más dificil, y Ultimate, en el cual puedes flipar un rato.
Chaos Shrine es el modo en el cual podrás jugar las Dark Notes, compuestas por dos conciones ya conocidas por el modo Series, o no con un nivel de dificultad especial. En cada Dark Note, dependiendo de lo bien que lo hagas, te saldrá un enemigo especial, un BOSS, el cual si vences te dará, alguna vez, un Shard de un color determinado. Al reunir 8 shards de un color, un personaje nuevo se desbloquea para que puedas unirlo a la party. No hace falta decir que el primer personaje en desbloquearse en mi juego fue el increíblemente sexy Minwu. Cada vez que superes una Dark Note, se desbloqueará otra.

A su vez, las canciones se dividen en tres clases:
Battle es un tema de batalla que se jugará con la estética de los combates de los orígenes, y se nos presentarán enemigos a los que nuestra party aporrearán al ritmo de la canción. En el caso de que hagas algún fallo en el ritmo, el enemigo inflingirá daño a nuestros queridos personajes. Existe una Feature Zone en el cual las notas serán plateadas y, al no cometer ningún error durante estos momentos, nos permitirá realizar una invocación.
Field es un tema de personaje o de escenario en el cual nuestro protagonista correrá infinitamente mientras nosotros tocamos el ritmo. También existe la Feature Zone, pero al completarla esta vez invocará un Chocobo de color aleatorio con el cual viajaremos a la velocidad máxima -para un Chocobo, claro está-.
Event es un tema especial de cada título y se juega sobre las imágenes de un vídeo, lo cual puede resultar una distracción. También tenemos la Feature Zone, y al completarla nos permite jugar una extensión del tema.


Al superar las canciones, también se nos recompensará con items que podremos utilizar de apoyo, Rythmia (aquello que hará al cristal recuperar su luz), y Collecta cards. Las Collecta Cards son lo más de lo más, y se tratan de cartas sobre los personajes y enemigos del juego que se coleccionan y se guardan en un álbum. Al reunir unas 4 cartas sobre el mismo personajes, la carta normal sube de lv para pasar a ser una carta holográfica, que vuelve a subir de lv al reunir aún más para pasar a ser una carta especial. Las cartas se pueden mirar individualmente y leer su dorso, en el cual encontramos una breve descripción del personaje.
Este álbum de cartas se encuentra en el Museum, junto al reproductor de música y video, archivos de los cuales se irán desbloqueando a medida que avancemos en el juego, y junto al libro de récords, en el cual están escritos objetivos, como en el Dissidia, del tipo de "monta 100 Chocobos".

Como he citado antes, cada título tiene tres canciones, luego están las que se desbloquean al acumular Rythmia, perteneciantes a uno de lo títulos pero separadas en otro apartado, ENCORE, y por último encontramos los temas que podemos adquirir en la tienda, que se guardarán en otro apartado llamado ADD-ON. Cada una de esas canciones vale 1€, caro a mi parecer, pero como yo sólo me interesé por los temas de los dos primeros títulos, tampoco me gasté tanto, y conseguí canciones que luego he disfrutado un montón, como Matoya's Cave o Tower of Magi. Pero si te propones tener todas esas canciones, puede ser un problema para tu cartera, y creo que es un auténtico "contra" del juego, antes todo se podía desbloquear con esfuerzo, paciencia y mucho amor...

Y que tu belleza suprema bendiga el mío.
En mi opinión, ehehe, adoro este juego.
La estética utilizada es mucho más que la idónea, los gráficos no sólo son adorables, sus animaciones les hacen ser los vectores más cucos que he visto en mis veinte años de vida. Unos fondos también muy cuidados y acorde con los gráficos de los personajes. En conjunto, incluso con los menús, funciona de manera tan harmónica que configura un mundo muy especial de colores brillantes y suaves.
Las canciones seleccionadas, al menos las de los títulos que yo he jugado, han sido también muy acertadas, casi me saltaron las lágrimas al ver que podía hacer el tema de la Rebel Army, por no hablar del Surken Shrine, que me emocioné tanto que tuve que parar un par de minutos para sonarme y tranquilizarme -qué rarita soy cuando me pongo fangirl...-.
Esto de las Collecta Cards, es mi infancia de los cromos completamente, a diferencia que para mi desgracia las cartas no son físicas, pero eso las protege de mamá y papá, quienes en su momento tiraron a la basura una de mis más preciadas posesiones, mi álbum de cromos de la primera temporada de Pokémon.
Y, hablando de detalles, los personajes acostumbran a decir frases durante algunos menús, muchas veces se tratan de diálogos de sus juegos, como Firion, quien me soltó un "GULP" que me hizo reír un buen rato.
En general, yo creo que si has jugado algún Final Fnatasy, este juego puedes disfrutarlo una barbaridad, incluso he leído de personas que no han jugado a ningún título y se lo han pasado muy bien jugando este juego, pero no creo que tenga nada que ver con el sentimiento de reencontrarte con esas melodías que cuando escuchas puedes decir en qué momento exacto del juego suenan, motivo por el cual, creo que es un juego que mantiene una relación muy personal con el jugador si éste antes ya ha jugado al Final Fantasy, es algo así como un tesoro de melodías de recuerdos.
Yo lo compré en XtraLife en Septiembre, y ya le ha sido anunciada una secuela que incluirá las canciones de esta primera parte más novedades, al igual que nuevos personajes, aunque aún faltan muchos detalles que desvelar, pero seguro que se tratará de un juego igual de nostálgico.

Yo también te he estado esperando, Minwu.

Um, con todo esto ya es Lunes, y tengo una presentación en unas cuantas horas, así que me voy a dormir un rato que mañana será un día muy agotador.
Nos leemos en el próximo post!

miércoles, 9 de octubre de 2013

RÜCKBLENDE PC game review


Hoy es Miércoles y estreno zapatos nuevos, aunque no os quería hablar precisamente de eso...
Hoy os traigo un juego de PC con una estética muy peculiar.

 Rückblende es un juego para PC/MAC de descarga gratuita de la empresa alemana Die Gute Fabrick, ya citada en este blog cuando os hablé del Where is my Heart?

El juego trata de que el jugador, en primera persona,  es un personaje que visita la casa abandonada en la que pasó su infancia y recuerda ciertos momentos que dejan suspense.
El sistema de juego se basa en la exploración del espacio simulado, es decir, se te coloca en el mapa y tu decides en qué dirección ir y que objetos tocar para activar la memoria del personaje y en qué orden, y así se desvela poco a poco  aquello que ha hecho volver al protagonista a este lugar, aunque debo decir que acaba con más intriga que con la que se comienza.
Estéticamente el juego está muy bien resuelto. Gravado en un plató de Stop Motion, el escenario está hecho de los materiales apreciables, y las animaciones se han puesto posteriormente pero se nota que también son manuales, hechas sobre acetatos creo yo. La gama tonal también ha sido muy cuidada de manera que cuando el protagonista recuerda, los colores se anaranjan como si de un atardecer en otoño se tratara, en contraste con cuando se encuentra en el "presente" donde los colores se apagan hasta tonos grisáceos.
La música es muy suave y de normal está solapado por los sonidos del juego, como el viento que pasa entre las hojas de los árboles o la radio estropeada.
La duración del juego depende de lo que el jugador quiera explorar, es decir, los recuerdos del protagonista se pueden ver una y otra vez y sin importar el orden, y, naturalmente, una vez acabado puedes rejugarlo tantas veces como quieras.


En general, lo más atrayente de este juego es su estética, seguida de la intriga que se forma a medida que es los recuerdos de esta persona, con un final que provoca descaradamente un desconcierto debido a que no hay respuesta para la pregunta que todo jugador se haría, aunque no lo diré porque sabéis que no me gustan los spoilers.

La verdad es que es muy interesante, y para ser gratis y poder apreciar un trabajo tan cuidado, vale la pena dedicarle diez minutos de contemplación a cada escenario aunque sea un juego tan corto que acabas sin darte cuenta.

Bueno, espero que le echéis una ojeada. Por mi parte esta temporada, debido a que la cartelera de anime está formada por demasiada basura, la voy a dedicar algo más a los orígenes del blog, que son los videojuegos, sea dicho de paso, por lo que espero poderos hablar pronto del Arc the Lad II. Y ahora me voy a comer que tengo hambre.

lunes, 7 de octubre de 2013

Hyper Light Drifter en Kickstarter!


Pero si ya comenzó Octubre...
Estos días he estado algo desconectada por ciertas razones de mucha importancia, como el Arc the Lad II, el Theatrhythm y la operación que he tenido en el dentista (no se si he citado alguna vez mi ortodoncia), pero ya estoy aquí.
Así, el primer post de Octubre es sobre otro proyecto del Kickstarter en el cual he puesto dinero (por qué no puedo evitar hacer estas cosas?): HYPER LIGHT DRIFTER

CLICKEA PARA SER BACKER!
 Esta vez se trata de un juego de acción RPG para PC cuya historia sucede en un mundo de preciosos gráficos 2D que parece esconder una desconocida tecnología, y que está basado al mismo tiempo en una estética que semeja el mundo de los sueños y pesadillas. No sólo eso, nuestro protagonista está muy enfermo y su misión es buscar una manera de curarse.

Con sinceridad, me enamoré de los gráficos no más verlos, pues tienen una estética muy peculiar(y retro) que respeta al máximo los diseños originales y que tienen unos colores que hacen de este juego algo diferente, que destaca. Cuando vi el video en la página oficial, la música también pensé que iba muy acorde, y antes de pensar ya había donado un dinero... Aunque no tanto como en el Mighty no.9 porque estas semanas estuve en el FNAC y... Bueno, ya sabéis.
También ha sido anunciado que se podrá jugar con controller :D Y a estas alturas ya han sido anunciadas sus versiones para MAC, Linux, PS4, Vita y Ouya.
Al igual que en el juego ya citado, hay un sistema de recompensas por donación que funciona exactamente igual: Si donas 15$ recibes esa recompensa más las anteriores.
Su salida está fechada para JULIO 2014 y sólo quedan ya 5 días de la cuenta atrás para donar dinero.

No hace falta decir porqué doné dinero: este juego parece tener todo lo que yo adoro: gráficos 2D con buena animación, muy fluida, y bonita estética que realmente recrea otro universo, buena música, una historia que esconde más de un secreto y, sobretodo, que deje un sentimiento lo suficientemente fuerte como para que yo diga "Menuda pasada!!" entre lágrimas cuando lo acabe (Recordad que siempre que lloro no es necesariamente porque el juego sea un culebrón de magdalenas, prueba de ello que lloré al acabar el FF).
Así que, si os gustan esta clase de juegos, yo le doy mi sello de "PROMETE".


Cute Spinning Flower Red