jueves, 28 de noviembre de 2013

The Legend of Zelda -A Link to the Past- GBA review


Después de varios intentos, desesperación y mucha insistencia, ayer fue el día que logré, por fin, saldar mi deuda con mi yo de 13 años: Pasarme el The Legend of Zelda -A Link to the Past-.


Sip, de nuevo un Zelda y, con el anuncio de que el A Link Between Worlds está basado en él, recordé que un día hace años tuve una pequeña discusión con el A Link to the Past, una mazmorra de esas que se te resiste. Así que, hace poco, borré mis datos y lo comencé desde el principio.

De este modo, hoy os hablo del A Link to the Past en su versión para GameBoy Advance que salió en Europa en 2003. Esta vez Link se prepara para una larga aventura en la cual no sólo debe liberar a la Princesa Zelda, como de costumbre, sino también a seis doncellas más descendientes de antiguos héroes.
El juego comienza una noche de lluvia en que nuestra Princesa Zelda es capturada y Link sale detrás de su tío para ir a rescatarla. Su pobre tío es herido gravemente y sólo Link puede ocuparse de la tarea. Una vez rescatada y reunida con el sacerdote, Link es enviado a buscar los tres colgantes para conseguir la Espada Maestra y poder derrotar al mago Agahnim, autor del rapto de nuestra Zelda, que pretendía enviarla a un mundo paralelo junto a las otras seis doncellas, y que cuyo objetivo es obtener el poder de Dorado para poder controlar el Mundo de la Luz. Lástima que justo cuando Link consigue la Espada Maestra, Aghanim ya ha encontrado a Zelda y la ha enviado al Mundo Oscuro, que es justo igual que el reino de Hyrule pero sumido en la Oscuridad y bajo el poder de Ganon, al cual tendrá que viajar Link para rescatar a todas las chiquitas.

Y el juego es tan largo como parece serlo, pues, nada más ni nada menos que 13 mazmorras, algunas de ellas nada sencillas, en las que Link se las tendrá que ingeniar para conseguir el Tesoro y derrotar al Boss para obtener los cristales en los cuales se encuentran encerradas las doncellas. No sólo eso, tenemos algún que otro sidequest, si es que así podemos llamarlo, para conseguir items como las botellas o la ocarina mágica, que nos permitirá llamar a un pájaro que amablemente te llevará de un lado a otro en el Mundo de la Luz, por lo que son muy útiles para hacer la aventura más fácil, pues, gracias a los sidequests puedes reforjar la Espada Maestra para volverla mucho más fuerte.


 En cuanto a los gráficos del juego, a pesar de llevarse tan sólo un año con el Minish Cap, la diferencia es muy notable, pero tengamos en cuenta de que este juego se trata de un remake de su versión original, para la SNES de 1992, por lo que la estética es la de entonces. Algo destacable en este juego es la maravillosa utilización de los colores para diferenciar el Mundo de la Luz, de colores vibrantes, del Mundo de la Oscuridad, de colores no sólo apagados sino muy limitados a una gama siena y más apagada en general, que pone al jugador bien ubicado. Por otro lado, debo decir que los colores de Link al cambiarse la túnica en concreto me despistaban de manera que acabé pensando que mi Link vestía con una cota de malla roja y un gorro violeta.

La música, como de costumbre, tiene los temas épicos de un Zelda que muchas veces no sólo no puedes olvidar, sino que se te meten en la cabeza y se reproducen como si estuvieras jugando, y que posteriormente serán utilizados en otros juegos de la saga, como el ya citado anteriormente tema del Castillo de Hyrule o el tema de la Princesa Zelda que tanto adoré en el Ocarina of Time.

Volviendo al tema de la dificultad, debo confesar que lo he pasado mal varia veces en ciertas mazmorras, nada comparado con el Minish Cap, del cual dije que tan fácil era que lo hacía lo suficientemente asequible
para principiantes. Tampoco digo yo que que el A Link to the Past sea muy difícil, pero tiene momentos que te cuestionas tu nivel de paciencia. Por no citar que, al final, en la última mazmorra, antes de llegar a la sala dónde Agahnim se encuentra, debes pasarte dos de los tres primeros bosses de los colgantes, que han vuelto a vengarse y, en el caso de que pierdas la partida contra Agahnim, tienes que volver a derrotarles. Esa última mazmorra fue peor aún que la puñetera Roca de la Tortuga sobre la cual prefiero no hacer comentarios, pues llegué al Boss sin encontrar el tesoro, cómo lo hice, pues no lo comprendo aún. En resumen, este juego está bastante complicado en ciertos aspectos, pero, si yo me lo he podido pasar, no es tan difícil, no creéis? Con algo de insistencia, todo se puede. Eso sí, al final de los créditos, el juego tiene la cara de ponerte en la pantalla las veces que has matado a Link, 50 clavadas en mi caso.

De nuevo comparándolo con el Minish Cap, o el Ocarina of Time para variar, este juego tiene un punto cuestionable en cuanto a las pautas. Quiero decir, así como Ezero te da pistas de qué hacer o Navi te da la tabarra sobre tu siguiente destino, en el A Link to the Past nadie te dice nada. Es cierto que tienes marcados en el mapa los puntos de las mazmorras, pero, recuerdo que tras conseguir el primer colgante, tu amigo viejo Sahasrlaha, simplemente te dice que buques por ahí a otros descendientes de los antiguos héroes, sin darte ninguna pista. Aunque es verdad que siempre está en algún punto de la mazmorra para decirte algo, no siempre demasiado útil, pero bueno.
 También recuerdo que en la batalla final, cuando derrotas a Agahnim y aparece Ganon que huye en forma de murciélago, Link toca la ocarina mágica para seguirle y el simpático pájaro blanco te lleva hasta la Pirámide; el problema es, que ese pájaro estaba en el Mundo de la Luz, y por más que tocaras la ocarina en el Mundo de la Oscuridad nunca aparecía...


Y para acabar, mi opinión personal.
A pesar de todos los dolores de cabeza que me ha dado esta aventura, debo reconocer que me lo he pasado bien. Después de todo, es un Zelda, mi origen en definitiva. Realmente, me lo compré como regalo de final de curso, y escogí este juego en concreto porque era un Zelda. El Zelda más difícil que se me ha plantado delante hasta la fecha, y el más largo. Pero su dificultad no ha sido problema para poder disfrutarlo, aunque reconozca que muchas veces me dieron ganas de tirar la consola por la ventana, eso va por días, un Lunes me puse por la tarde y me pasé cuatro mazmorras seguidas, sin embargo, el día siguiente no podía avanzar de ninguna de las maneras. Es un juego que te tienes que tomar con paciencia, eso sí. Lo mejor que puedes hacer cuando estás atascado es salir de la mazmorra y escuchar la soundtrack mientras cortas el césped o cavas buscando dinero. Su soundtrack es épica, lo mejor del juego sin ninguna duda, y, aunque antes lo halla comparado en gráficos con el Minish Cap, debo decir que sus gráficos me encantan, aunque ya sabéis que los gráficos así lo adoro-eso me recuerda que éste próximo Lunes os voy a hablar de un juego muy guapo con gráficos flipantes-.
Realmente, tenía días en que en clase sólo podía pensar en llegar a casa y seguir jugado sino podía seguir en la cafetería. Así que, como comprenderéis, siento un amor-odio por esta entrega por culpa de las frustraciones por las que me ha hecho pasar en mi partida, y no es un juego que recomendaría a todo jugador, especialmente si no tiene paciencia, como ya he dicho. Aún así, me lo he asado bastante bien y me ha entretenido estas tardes en las que ya comenzaba a hacer frío y no apetecía hacer nada más que estar en el sofá. No sólo eso, ahora podré comparar la nueva entrega del A Linkt Between Worlds con su "origen", en cuanto la consiga, claro.

Sin nada más que decir sobre este juego, os anuncio que sino el Lunes, el Martes os hablaré del nuevo juego online al que estoy jugando, y que espero pasarme antes de Navidades el Arc the Lad 2, porque luego volveré a la PSP con el Final Fantasy III.
Jeronimo, Mike!

viernes, 22 de noviembre de 2013

TESLAGRAD PC Demo review


He vuelto.
Debo disculparme por haber hecho tan pocas entradas este mes, pero he estado muy ocupada con un concurso, y salvando a la princesa Zelda en el Link to the Past, que puedo asegurar que será la próxima entrada, pues ya sólo me queda la última mazmorra.
Pero este post se lo dedico a la última DEMO que he jugado y que me ha gustado bastante: TESLAGRAD.

De esta manera, RAIN GAMES, desarrolladora de juegos Noruega, nos trae su demo de su primer juego, TESLAGRAD, que podéis descargar gratuitamente en su página oficial, que cuenta la historia de un chiquito sin nombre que parece verse involucrado en un problema histórico sobre el cual él sabe algo que no debe ser sabido...

El juego se trata, de nuevo, de un juego de puzzles en plataformas 2D (parece que los puzzles comienzan a hacer presencia en mi blog?), no demasiado difíciles, al menos en la demo, y, sobretodo, muy divertidos de resolver, pues nuestro protagonista tendrá que utilizar la energía del magnetismo, los polos positivos y negativos, para resolverlos.

Lo más destacable de este juego es la estética. Tiene unas texturas muy bien controladas para crear los ambientes, los fondos, los items, que hacen destacar al personaje protagonista, que tiene un estilo más "cartoon" y no está texturizado, pero que está bien compenetrado gracias a la gama tonal, pues cualquiera de los screens tomados parecen páginas de un cuento. Es más, las instrucciones del juego te vienen dibujadas en los escenarios, como si de jeroglíficos se tratara, muy pictórico, y su comprensión resulta muy fácil, y es gracias a éstos que comprendes el contexto de la historia, pues no hay texto alguno, por lo menos en la demo, y personalmente creo que funciona muy bien de este modo y es una de las razones por la cual me ha gustado.


La música ambiental, que muchas veces funciona como sonido, por lo que es importante estar atento, pues te ayuda a centrarte en ciertos puntos. Aún pasando algo desapercibida, sabe dar puntos de inflexión a la historia, incluyendo pausas, por ejemplo, la soundtrack del trailer es del momento en que en la demo te aparece el primer boss.

En cuanto a la jugabilidad, debo decir que me hacía algún lío con el teclado (también se puede jugar con controller), pues para mover a nuestro chico se utilizan A/D, para mirar arriba W, hacia abajo S, para saltar SPACE y las flechas son para utilizar los items que va encontrando en su camino. Cierto, porque el protagonista entra en la torre donde ocurre su aventura sin ningún item, por lo que se las tiene que ir apañando para encontrar sus armas y poder seguir avanzando y, aún con dichas armas, nuestro niño no puede atacar a sus amenazas, unos extraños seres negros que no dudarán en devorarle si nos descuidamos. Durante la aventura, también encontramos bosses, en la demo sólo uno, pero el protagonista tampoco puede atacarle de manera directa, por lo que tienes que ingeniar cómo utilizar tus items para derrotarlo.
Otro punto a tener en cuenta sobre la jugabilidad es que el juego es bastante dinámico, pues, al ser los puzzles tan entretenidos y al tener interés en descubrir más sobre el contexto, te pasas las pantallas bastante rápido, incluso si te quedas atascado en algún lugar, insistes. Es difícil cansarse de este juego, yo me pasé la demo demasiado rápido... Y además acaba dejándote cierta intriga.



Ciertamente, esta demo me ha gustado mucho, no sólo por su estética, sino por su fácil comprensión aún no teniendo textos y la jugabilidad que hay con el magnetismo, a pesar de ser de puzzles me resultó muy entretenido, por no hablar de que me ha hecho sentir tanta curiosidad que necesito que saquen ya el juego completo!!
Si tenéis un momento que no sabéis qué hacer, yo os aconsejo este juego, que os entretendrá un buen rato y aún os quedaréis con ganas de más!



sábado, 9 de noviembre de 2013

Post-terapia: Un terrible episodio de mi vida.


Espero que halláis amanecido con un buen día, porque yo he pasado un mal rato esta noche, así que, como terapia, os voy a escribir qué diantres me sucedió ayer.

Ayer día 8 de Noviembre tenía cita con la dentista a las 20.30h, el motivo: no tengo colmillos, o, mejor dicho, residen escondidos en mi paladar. Al hacerme la típica radiografía de dentista, estos cretinos fueron localizados, y como parecía fácil sacarlos y ponerlos al sitio, al ponerme la ortodoncia dejaron hueco para ellos.
Hará un mes más o menos me abrieron el paladar para localizar el colmillo derecho, pegarle un botoncito con alambre que luego se engancharía con una gomita a la ortodoncia para que, poco a poco, estirara y saliera él solito. Todo fue bien.
Ayer, sin embargo, después de media hora de búsqueda en la cual se incluyen dos radiografías, el colmillo izquierdo no fue encontrado. Piedad tuvo de mi la dentista, una buena mujer a la que aprecio, cuando decidió que el post-operatorio ya iba a ser muy mierda como para seguir con esta tortura, y, sospechando que el famoso individuo se encuentra más atrás de lo previsto, me envió a hacerme una radiografía de la mandíbula superior a alguna clínica.
La aventura me costó ocho inyecciones de anestesia y unos nueve puntos en el paladar que me impedirán comer durante un tiempo y que aquello que pruebe sepa a sangre. Casi me costó lágrimas, pero ya sabéis que soy demasiado orgullosa, y que un Guerrero de la Luz como yo no llora por semejantes ridiculeces -es decir, me aguanté las lágrimas en la consulta y cuando llegué a casa estaba demasiado cansada para llorar-.

Al llegar a casa, decidí que en vez de cenar jugaría al Theatrhythm para olvidar este mal trago, pero todo sabía a sangre. Hipoglucémica finalmente, me tomé un batido de chocolate fresquito y mandé a la Novorapid a tomar por culo, ya había tenido suficientes pinchazos.

Pero no todo fue mierda ayer tarde-noche:
En clase de Historia del Cine Clásico vimos una peli buena, que las dos anteriores no fueron muy de mi gusto. Incluso tuvimos una interesante conversación sobre ella.
Pero lo más chachi es que al llegar a casa había llegado antes que yo una preciosa carta naranja que contenía un bonito mensaje y mi nuevo strap de Fennekin que gané en un sorteo que hizo Mogunoe en su canal de YouTube. Es muy cute, lo colgué de mi GBA, con Hubert, pero cuando tenga mi propia 3DS lo colgaré allí. Me quiero mucho a Mogunoe, hace cosas muy monas con punto de cruz y es muy buena chica, así que le haré un regalo para Navidad, ehehehehhehehehehe.
Mirad que cute está ahora mi GBA:

Bueno, ahora debería hacer el trabajo para Animación, pero, la verdad es que, creo que con este dolor el Lunes paso de ir a clase, me quedaré en casa leyendo el comic que no pude acabar el otro día.
Ya escribiré, pronto, seguramente sobre algún juego, otra vez, aunque quizás de PC.

martes, 5 de noviembre de 2013

The Witch's House PC game review


Ya ha comenzado Noviembre y, una vez pasado el Halloween, sólo quedan ansias de que llegue la Navidad. Pero antes de que ocurra eso, debo de hablaros de un juego que comencé sola y acabé con ayuda de mi compañera de piso. Efectivamente, se trata de uno de esos juegos que tanto detesto porque me hacen gritar de pánico con nada y que juré acabarlo porque soy demasiado orgullosa, he aquí THE WITCH'S HOUSE.

CLICK para ir a la página de descarga en English

 Este juego de PC hecho con el RPG Maker por Fummy es un juego tipo horror survival con puzzles incorporados.

Trata la historia de una chica llamada Viola que se ha perdido por el bosque. Siguiendo la recomendación que su papá le escribió en una carta, decide que es mejor pasar la noche en la casa de "alguien". Demasiado tarde cuando entra y se da cuenta de que esa casa pertenece a una bruja que ha decidido "jugar" con ella. De esta manera y sin más compañía que un gato negro que servirá para guardar la partida, Viola tendrá que resolver los puzzles que representan las salas de la casa que, para colmo, cambian a merced de la bruja, al mismo tiempo que deberá esquivar todas las formas en las cuales se le presenta la muerte con el objetivo de lograr cumplir la meta que la bruja le ha impuesto: Llegar a su habitación.
Los puzzles se complican a medida que subes los pisos de la casa, obviamente, pero todos pueden ser resueltos con lógica y parándote a pensar, aunque debo confesar que hay veces que se hace complicado, especialmente cuando tienes motivos para sospechar que en el momento en que resuelvas el puzzle tendrás que salir corriendo porque algo te perseguirá, algo que acostumbra a ser muy rápido y contra lo cual no puedes luchar. Efectivamente, Viola puede resolver los puzzles, pero no puede atacar a ninguna de sus amenazas, por lo que deberá huir de manera inteligente de ellas, y muchas veces engañando a su perseguidor. Realmente, el mayor obstáculo del juego es tu habilidad con el teclado, de lo cual depende que tu huida sea un éxito o que tengas que volver a pasar por ese mal trago.
Mientras resuelve puzzles, Viola también irá encontrando por su camino el Diario de la Bruja, en el cual escribe sobre lo que sucedió en esa casa y te ayuda a hacerte una idea de cómo de pillada está, especialmente el fragmento de texto que encuentras escrito en rojo y que describe a la misma protagonista.
No sólo eso, esta historia cuenta con dos finales, el NORMAL ENDING y el TRUE ENDING, y que tengas un final u otro depende solamente de la posesión o no de un item muy concreto que sólo podrás adquirir durante la persecución final. Naturalmente no os contaré ninguno de estos finales, pero os diré que mi compañera de piso y yo tuvimos la suerte de poder conseguir primero el Normal Ending y luego volver a jugar para conseguir ese item y tener el True Ending, porque considero que después de ver como acaba realmente la historia te deja sin ganas de volver a hablar de este juego, pues la historia da un giro impredecible en el último instante, que te pilla por sorpresa aún habiendo leído todos los fragmentos del diario de la bruja y que te deja algo ofendido, especialmente si le has cogido algo de cariño a Viola, como yo hice.


Los controles, como se trata de un juego de PC, son muy fáciles: Flechas para las direcciones, Tabulador para correr, X abrir menú y activar item y Z para cancelar. Lo que le suma algo de dificultad al juego es que los items no se activan de manera automática, exceptuando uno muy concreto y en su debido momento, por lo que, aunque estés huyendo, si necesitas utilizar un item, deberás abrir el menú y buscarlo.
Los gráficos, como podéis ver, son calidad RPG Maker, yo los encuentro adorables. Opinión personal a parte, la gama de colores utilizada funciona bastante bien, especialmente porque a pesar de que los escenarios sean oscuros, sobrios, como los de una casa cerrada y por la noche, puedes distinguir perfectamente a Viola, que es rubia y viste de delantal blanco.
La música utilizada no es una música muy especial, está mas bien diseñada para acompañar a tus pensamientos y, especialmente, para que oigas con claridad los sonidos de si algo ocurre en la casa. Creo que en total hay como unas cuatro tracks y el resto son sonidos ambientales tipo pasos, estruendos y cuchicheos.
En cuanto a los personajes, Viola no habla en ningún momento exceptuando en el True Ending. Siempre es el gato negro quien conversa con ella, aunque nunca te dice nada útil para resolver los puzzles, incluso deja bastante clara su posición neutra desde el principio. Para acabar, la bruja nunca llega a articular palabras coherentes, aunque en el True Ending te haces una idea de lo que intenta pronunciar.

En mi opinión, bueno, ya sabéis que detesto esta clase de juegos, pero pensé "No pueden dar tanto miedo" y "La protagonista es muy cute" pensamientos que me engañaron y confundieron, pues soy una cobarde cuando de esta clase de juegos se trata, en los que te sientes tan indefenso porque no puedes atacar y sólo puedes huir como si fuera una pesadilla. Una vez comenzado el juego, atascada por culpa de un oso gigante y en la planta principal, tuve que ir a buscar ayuda de mi compañera de piso porque mis dedos se volvían más torpes que de costumbre cuando por mi cabeza pasaba la palabra "huida"; de esta manera, ella se puso en el teclado y yo pensaba en los puzzles y le decía si hacer una cosa o otra. Reconozco que sin ella no me hubiera pasado el juego, es más, yo sola seguí con mi partida por otro lado y volví a quedarme atascada en una persecución.
Sinceramente, admiro a la gente que juega estos juegos y no se trauma -no como yo-. Este juego en concreto a nosotras nos llevó un par de dolores de cabeza, ya en las persecuciones o en algunos puzzles, y, la verdad, es que el final nos desilusionó mucho, no porque fuera un mal final en el sentido de que fuera pobre, todo lo contrario, me resultó muy ingenioso, sino porque, si hubiera sabido el final no lo hubiera jugado, pues en las 2 horas y media aproximadas que dura el juego piensas que trata de una cosa y en los últimos tres minutos te das cuenta de que has llegado demasiado tarde. No sólo eso, el Normal Ending resulta ser una tomadura de pelo porque sigue el planteamiento que te han hecho creer desde el primer momento.
Jugarlo puede jugarlo quien quiera (?) pero yo ya aviso que no se esperen un final que no les deje tocados.
Cute Spinning Flower Red