domingo, 27 de marzo de 2016

SONIC ADVENTURE 2 -PC game review-


Ha ocurrido otra vez. Es eso que me digo "venga, Marta, a continuar el último de dotHACK" y de algún modo me comienzo otro juego y, en ocasiones como esta, vicio desesperada. Y esta vez ha ocurrido con un juego que conocí a partir de comentarios de fans furiosos, pidiendo una continuación, o algo similar, al mismo tiempo que apelaban a que los últimos juegos de la saga eran un asco. Y así fue como dí con el SONIC ADVENTURE 2.



Original de la Dreamcast en 2001, y luego sacado para la GameCube, pude jugar este juego gracias a Steam, donde se puede adquirir por 7,99€ (pero que yo compré de rebajas por 2€). Luego está el DLC por 2,5€ y que, por lo que he leído en los comentarios, se trata del upgrade que se le hizo para la GameCube, pero como no lo tengo, no lo sé exactamente, pero digo yo que debería incluir los stages que tengo bloqueados en el modo multijugador.

A pesar de que me ha gustado mucho mucho este juego, el argumento tiene agujeros por todos lados: La aventura se divide en dos partes, el HERO MODE, protagonizado por Sonic y sus colegas, y el DARK MODE, protagonizado por Shadow y sus secuaces, de manera que las dos historias se desarrollan al mismo tiempo, queriendo Sonic salvar el mundo, y Shadow destruirlo. Así, la aventura de Sonic comienza con que el ejercito le ha capturado creyendo que ha sido él quien ha robado la Chaos Emerald de la joyería, cuando en realidad ha sido Shadow y, aunque parezca inconcebible por las evidentes diferencias de color entre los personajes, han sido confundidos. Peor aún, se nos da a entender que Sonic se ha cargado a los militares del helicóptero en el que va, sale de un salto por la compuerta que fuerza, arranca un trozo de una ala, y cae en picado utilizándolo de skateboard, dando paso a una de las introducciones más molonas, y desconcertantes al mismo tiempo, que jamás haya visto, y al primer stage del juego, City Escape, que se convirtió inmediatamente en uno de mis favoritos.
Y es que suena muy loco y es difícil de imaginar, por eso os dejo este vídeo de YouTube, para que se haga real:


Y el resto del juego es igual de loco, y cada vez se pone peor, pasando por todo tipo de cosas, desde huir de islas que están a punto de detonar, a destruir la luna con un rayo láser o perseguir la limusina del presidente y seguir huyendo de los militares , y finalmente, viajar al espacio exterior.
Al completar las dos historias, se desbloquea una última parte en la que, finalmente, todos colaboran en un horroroso stage que odio desde lo más profundo de mi alma, seguido del Final Boss en sus dos fases, del cual puedo decir, por primera vez, que no me ha desagradado en absoluto que me pusieran una tema vocal para la última batalla, pero de eso hablaremos luego.

No voy a mentir, hay cutscenes muy mal hechas, especialmente a lo que se refiere la narración y los doblajes. Aprovechando el vídeo de arriba, en la cutscene de Knuckles, cuando se lanza y rompe la Master Emerald para evitar que el Dr. Eggman la robe, suponemos que la rompe de un puñetazo, porque la acción concreta no sale, como que primero salta hacia ella y luego ya está aterrizando y la Master Emerald está hecha pedazos; y luego hay un par de cutscenes en las que parece que el diálogo se ha grabado por frases separadas y todas suenan a la vez, esta cutscene en concreto, por no decir que cuando la soundtrack suena demasiado fuerte, no se le oye al Dr. Eggman. Sin embargo, hay algo que vi en estas cutscenes que eché en falta en juegos más modernos, y es que los personajes están continuamente moviéndose y expresándose con las manos y la cara, y eso le da mucha vida. Aprecié esto en esta cutscene en concreto, en la que Sonic gesticula exageradamente y me dio la sensación de que pretendía rapear.

Quién le hubiera dicho a Sonic que ese día comenzaría siendo capturado los militares y acabaría viajando al espacio exterior para evitar que una colonia espacial colapsara con el planeta Tierra.
La dificultad del juego es relativa en cuanto a que, no es complicado pasarte un stage, pero sí sacar una A RANK, porque se te puntúa en función a los anillos que recolectas, a si has recibido daño, a las piruetas que has hecho, al tiempo que te ha costado, etc. Por supuesto, conforme avanza la aventura los stages se vuelven más complicados hasta resultar alguno de ellos pequeñas pesadillas que te cuestan días y aprendizaje a partir de errores para poder superar con una puntuación de E RANK.

Tenemos, además, tres tipos de stages dependiendo de los personajes: tenemos los stages más clásicos para Sonic y Shadow, unos stages que se tratan de mapas en los cuales debes encontrar los pedazos de la Master Emerald para Knuckles y Rouge, y los stages en los que tienes que disparar a todo lo que se mueve de Tails y el Dr. Eggman. Tengo pegas para cada uno de los stages, en el que no se tiene control sobre la cámara, una dificultad añadida, pero debo decir que los que me resultaban más insoportables, los de Knuckles y Rouge, resultaron ser los que más le gustaron a mi hermana cuando jugamos en el modo multijugador. Todos los stages jugados se pueden revisitar después para mejorar tu puntuación y aceptar nuevos retos, además, en ocasiones podremos encontrar accesorios para los personajes que les dotarán de habilidades especiales, como el Air Necklace de Knuckles, que le permite respirar bajo el agua y te hace cierto stage eones más fácil.

Knuckles papá
En todos los stages, se podrán recolectar animalitos y otros items que servirán para aumentar los poderes de nuestros Chao, unos pequeños seres que podremos criar en el Chao Garden y apuntarlos a competiciones o llevarlos a la guardería. Cada Chao desarrolla una personalidad diferente en función de qué personaje les cuida o cómo se les trata, y de aspecto dependiendo de qué animalitos recolectas en los stages y les ofreces para que mimen. Parece una tontería, pero el nivel de monería es tal que yo me paraba aposta en los stages para recolectar animalitos, y encendía el juego con la sola intención de recoger a mi Chao de la guardería, que luego me pasaba media tarde jugando, pero la intención era esa.

También se desbloquean el mini juego de las carreras de Karts y el LV3 del modo multijugador. Los otros niveles del modo multijugador se desbloquean al comprar el DLC, y para nuestro fastidio, es imprescindible para desbloquear uno de los logros de Steam. NOT COOL, SEGA.

Gráficamente está bien hecho. Son unos gráficos 3D que se mueven en escenarios bien construidos que tienen varios caminos, rutas y atajos para llegar antes a la meta y que te permiten su exploración, y, los más importante, se leen bien. Quizás lo que me escamó a mi fue que el pelaje de Shadow estaba texturizado mientras que Sonic no...

La soundtrack en este juego tiene un papel muy importante, no sólo porque es muy buena, mezclando temas vocales con temas sin cantante, su verdadera importancia la adquiere cuando, en ese stage que se hace tan pesado (mayormente los de Knuckles y Rouge) la track correspondiente consigue que no pierdas la compostura. Sin lugar a duda, las tracks de los stages de Knuckles hacen de lo que podría ser un stage muy agotador algo que disfrutas, Space Trip Steps correspondiente con su último stage, y el más complicado de ellos, es el gran ejemplo, aunque quizás su mejor tema sea Kick the Rock! del primer stage, y el que más personalidad tiene.
Así, cada personaje, con sus stages, lleva un ritmo diferente y unas tracks que se corresponden con sus personalidades, cambiando incluso de género músical, porque muy diferente a las de Knuckles suenan las de Shadow, con Vengance is Mine, de la Radical Highway, por ejemplo. Y aunque generalmente me gustan mucho más las tracks sin lyrics, yo diría que los temas estrella del juego y son Escape from the City, del primer stage de Sonic, For True Story, la segunda batalla de Sonic y Shadow, y stage final de tanto el HERO MODE como el DARK MODE, y It doesn't matter, tema del personaje de Sonic y de los créditos del HERO MODE.
Pero para temas musicales, se han lucido con el Final Boss, tanto en la primera parte con Supporting Me, que aunque siendo un tema vocal, la instrumentación adquiere mayor protagonismo, como con la segunda parte de la batalla con Live and Learn, cuya introducción instrumental es el tema del menú principal. Y a mi, que generalmente me revienta que para batallas metan los temas de opening o vocales, tanto en videojuegos como cuando veía anime, esta vez lo he encontrado más que justificado y hace de la batalla, que por si sola ya adquiere dimensiones alucinantes, algo épico.

Momentazo nostalgia.
Y... Si no olvido nada, ya sólo queda mi opinión personal.
A pesar del nulo control del jugador sobre la cámara, las incoherencias del argumento, algunas de esas cutscenes, esos momentos donde las cosas van más lentas de lo previstas y que tengas que pagar para poder disfrutar del modo multijugador completo y desbloquear uno de los logros de Steam, me encanta este juego. Es algo muy raro, porque han habido stages que me hubieran sacado de las casillas de no ser por la soundtrack, pero cuando veo el icono del juego en mi escritorio, me vienen antes a la cabeza aquellos momentos en los que he disfrutado, y esos stages que me he rejugado tantas veces. Y creo que es eso último lo que hace tan agradable y memorable este juego: La posibilidad de rejugar los stages que más te han gustado todas las veces que quieras, y que se te pongan pequeños retos, ya sea conseguir 100 anillos en el menor tiempo posible como sacar ese A RANK. Y el Chao Garden, en el que seguro que al final, he invertido una considerable cantidad de las 33 horas que Steam lleva contadas.

Y, aunque antes de este juego sólo había jugado el primer Sonic en su edición de la Game Gear, y ya tenía ganas de adentrarme más en la saga, el Sonic Adventure 2 no requiere de conocimientos previos para comprender la historia a la perfección, y me ha animado aún más a jugarme el resto de juegos, aunque quizás debería volver a la Game Gear para continuar con el segundo juego, o pillar de alguna manera el recopilatorio que sacaron para DS de los cuatro primeros juegos de la Mega Drive.
En definitiva, es un juego que toda clase de jugador puede disfrutar, y mucho, y sin lugar a duda dejará muy buenos recuerdos.

domingo, 13 de marzo de 2016

STAR OCEAN First Departure -PSP game-


Vergüenza me da no haber escrito antes en mi blog, tanto que digo que lo echo de menos y este es el primer post del año, y mira que tengo preparado un post de un cómic desde ya no sé ni cuando. En fin, a ver si recupero la marcha ahora que me he acabado este juegazo y voy a volver  a la 2DS.



Y es que ya llevaba un tiempo con el mono de rejugarme este juego, y a finales de Febrero, que estaba yo en esos días que te sientes un poco perdida, me dije "ahora". Así que os quiero hablar del STAR OCEAN First Departure, del 2008, remake para PSP del primer juego de la saga, original de Super Famicon del 1996.

Me lo jugué harán cinco o seis años, y es un juego que guardo con mucho cariño porque me lo consiguió un buen amigo al que hacía tiempo que no veía, pero que justo encontré hace un mes o eso por la calle, qué cosas. Quizás era la señal para rejugarme el juego.

Y sabéis que adoro por un lado la fantasía de monstruos locos y por otro lado los robots, y ya no hablemos de lo guay que me parecen los viajes en el tiempo y el espacio, y el STAR OCEAN First Departure une todos estos elementos creando un singular argumento de ciencia ficción que narra la loca aventura que le espera un día aburrido a Roddick, el protagonista del juego, habitante de un planeta subdesarrollado en comparación con la Tierra llamado Roak, y que comienza con una desagradable enfermedad contagiosa que petrifica a aquellos infectados y que se extiende en el poblado vecino de donde vive Roddick y sus amigos, Millie y Dorne. La enfermedad se propaga a una velocidad vertiginosa infectando también al padre de Millie y al propio Dorne y, sin saber muy bien qué hacer, a nuestros héroes sólo se les ocurre subir la montaña de detrás del pueblo para recolectar unas hierbas medicinales que podrían curar a todas estas personas. Para su sorpresa, no sólo estas hierbas resultan inútiles, cuando por fin llegan a la cima de la montaña, son testigos de la teletransportación, que les parece mágica y milagrosa, del capitán Ronyx y la sargento Ilia, terrícolas que han venido a ayudarles, pues el motivo por el cual esta enfermedad ha aparecido sin explicación alguna es porque en realidad se trata de una arma bacteorológica que otros individuos de otro planeta han utilizado sobre Roak a modo de prueba. Muy indignados, al mismo tiempo que sorprendidos por la alucinancia de la tecnología terrestre, se dan cuenta de que si quieren ayudar a salvar a su gente, deberán embarcarse en esta aventura en la que viajarán al pasado 300 años para derrotar al Asmodeus, una terrible bestia demoniaca de la que se extrajo la bacteria del virus, y a partir de la cual pueden fabricar la vacuna. Por supuesto, a medida que avanza la historia, se van descubriendo la terrible verdad detrás de la identidad de este demonio y del objetivo de sus creadores.

Aunque el contenido está denso y ocurren muchas cosas, el juego no es muy largo, en realidad, esta partida, con 3 mazmorras extra incluídas, me ha costado 25 horas, y mi primera jugada tiene unas 32 horas guardadas.


El aspecto más característico del juego es que están los cuatro personajes principales del grupo (Roddick, Millie, Ronyx e Illia) pero luego tienes la opción de reclutar cuatro más entre los nueve personajes que irán saliendo conforme la historia se desarrolle. El problema es que, si reclutas ciertos personajes, ya no puedes reclutar a ciertos otros. Sin ir más lejos, el primer personaje reclutable es Cyuss, un guerrero con el que haces una pequeña misión, el problema viene que, si le reclutas a él, ya no puedes reclutar ni a Ashlay ni a Phia, sin los cuales no puedes desbloquear a Erys. Aún peor, si reclutas a Cyuss y a Joshua, y accidentalmente encuentras cierta mazmorra extra, que a mi me pasó, y llegas a cierto punto, escogiendo cierta opción puedes matar a Erys delante de las narices de su hermano (Joshua es su hermano).

A raiz de esto, existen varios finales en el juego, dependiendo también del nivel de afecto que desarrollas con los personajes mediante ganando batallas juntos y Private Actions, pequeños eventos especiales que se desarrollan en los pueblos. De manera que, Joshua, por ejemplo, ya que lo he citado antes, tiene tres posibles finales dependiendo de qué ha sucedido con su hermana.

Otra característica curiosa son las Skills. Cada vez que un personaje suba de nivel, adquirirá x puntos que se podrán invertir en cierta habilidades clasificadas en Knowledge, Sense, Technical y Combat, que se tendrán que comprar en los pueblos por packs. Gracias a estas habilidades, los personajes podrán crear objetos que les servirán de ayuda, por ejemplo, inviertiendo puntos en las habilidades Knife, Recipe y Keen Eye, el personaje seleccionado aprende a cocinar. Dependiendo del nivel de su habilidad de cocina y de los ingredientes que utilice, podrá hacer comidas que restauren tanto HP como MP, o incluso curar estados. La habilidad de la Cocina es un indispensable en el Star Ocean, porque, no sólo invirtiendo puntos en Knife mejora también el ataque del personaje, cada personaje tiene una comida secreta que es su favorita y que, al acertarla, independientemente del efecto que tenga en la descripción, les restaurará al 100% los HP y los MP. Luego hay otras habilidades muy útiles, como la de replicar objetos o hacer arte, que te permite crear cartas mágicas utilizables en combate, que pueden desde recuperar HP hasta duplicar los puntos de experiencia obtenidos al final de la batalla.
Al adquirir varios personajes la misma habilidad, se desbloqueará una súper especialidad en la que todos juntos trabajarán para crear o hacer algo. Por ejemplo, si varios personajes saben de música y de arte, se desbloquea la súper especialidad de la Orchestra, en la que juntos tocarán música para, por ejemplo ahuyentar a los enemigos, o, si varios personajes saben de robar y de contrabando, pueden crear una cartilla del banco falsa que aumentará la cantidad de dinero que tengan a cada paso que den. Eso último yo lo hice en el segundo juego y me forré mogollón, lo que no sabía es que al desbloquear esta súper especialidad el nivel de afecto entre los personajes disminuye porque comienzan a desconfiar entre ellos. Muy chungo.

La dificultad del juego es bastante lineal,  aumenta conforme avanza la historia, pero no hay altibajos enormes, hay un par de momentos complicados eso sí, con enemigos patea-culos y tal, pero la dificultad no es un problema.
Los combates son a tiempo real, y bastante parecidos a los RPGs tradicionales, con la misma terminología y mecánica básica etc. Otra cosa curiosa del juego es que en combate se puede notar el nivel de afecto que tienen los personajes entre ellos, por ejemplo, cuando recuperan vida gracias a objetos usados o hechizos se dan las gracias, o cuando mueren dejan escapar frases que varían, y, además, dependiendo de este nivel de afecto, al morir cierto personaje, aquel que le tenga más estima se enfurece y también lo hace notar, y creo que le sube el ataque. Por ejemplo, al morirme yo se enfadaba Joshua, porque yo siempre le cuidé y le quise mucho, o cuando moría Ilia dejaba escapar un "Captain---" y Ronyx se enfadaba, o mejor dicho, se sentía decepcionado por él mismo porque decía algo así como "I can't protect anyone".

Para que os hagáis una idea
Esteticamente, yo creo que es un juego muy bien cuidado, porque aunque hay muchas veces que el personaje queda muy muy pequeño en pantalla, especialmente de mapa, se lee bien, que no con facilidad, porque hay detalles que se escapan, pues en algunos lugares estratégicos de las mazmorras hay pequeños puntitos brillantes que te indican que puedes recoger un ítem y que pasan bastante desapercibidos. Por otro lado, se ayuda de los colores para distinguir los reinos que debes visitar varias veces en la aventura, ya que en cada uno parece ser una estación del año distinta, de manera que se le ayuda al jugador a recordar de qué lugar le hablan, y consigue mezclar elementos de una fantasía más tradicional con elementos de ciencia ficción sin ningún problema, y queda muy, muy, muy bien. Por otro lado tenemos las cutscenes que aparecerán en ciertos momentos de la historia, también cuidadas y bien animadas. Hay siete en total, y una de ellas sólo se desbloquea matando cierto personaje, bastante despiadado en mi opinión.

En cuanto a la soundtrack, nos reencontramos con Motoi Sakuraba, destacando esta vez en los temas de los pueblos, a mi parecer. Sin embargo, mi tema favorito es el de combate normal "For Achieve", que es sin lugar a duda el temazo del juego. No hay manera de explicarlo, excepto diciendo que nunca me molestó que se me interrumpiera con una batalla y que muchas veces pausé la jugada para escuchar este tema. Por supuesto que podría nombrar otros temas, pero en YouTube pocos vídeos decentes de la ost he encontrado. Eso sí que es una lástima.

Um, ya sólo queda mi opinión personal.
Adoro este juego. Este en concreto, porque de la segunda entrega no guardo el mismo sentimiento, sin ir más lejos, no pude acabarla por eso de que te quedas atascado en un jefe en la mazmorra final y no hay manera. Y me gustaría jugar a los siguientes, pero sé que éste siempre será mi favorito. Es como el Tales of Eternia, que sé que por más juegos de la saga que me juegue, siempre será mi favorito.
Y, probablemente lo que más me guste de este juego, además del argumento y el género, es que cada vez que lo juegas puede ser diferente a la vez anterior, dependiendo de los personajes que reclutes, y siempre te quedan ganas de conocer a los personajes que no has conocido y saber cómo se relacionan con los demás. Eso le da una larga vida al juego, y muchas ganas de rejugarlo de cuando en cuando.
Y, sin embargo, sé que hay algo más, detrás de todo, la razón más grande por la cual siento este cariño, pero no sé por qué exactamente. Quizás sea la dimensión de la historia, esos viajes en el tiempo, el argumento que se desvela conforme avanza la aventura, un protagonista al que no le interesa ser un héroe, unos personajes con sus personalidades bien definidas, esa fusión perfecta entre la fantasía tradicional y la ciencia ficción...

STAR OCEAN First Departure es ese juego que me gustaría que todo el mundo se jugara, más gente conociera y al que se le prestara más atención. Si tenéis la oportunidad de jugarlo, hacedlo.

Yo, antes de pegarle una paliza al Final Boss, al que me merendé con patatas.
Y, ahora que he reanudado el blog (YAY), a ver si la semana que viene posteo sobre aquel cómic de una vez, y luego me acabo el dotHACK, que ya es hora.
Cute Spinning Flower Red