viernes, 25 de julio de 2014

FREE! Eternal Summer episode 4 -¡Los pensamientos IMPACT están infravalorados! D'''''': -


Antes que nada, deciros que ayer estuve mirando tiendas de ropa y me sorprendí a mi misma cuando me di cuenta de que, efectivamente, la moda egipcia vuelve.
Ok, pues, hoy vuelve a ser Viernes, y, antes de comenzar mi experimento de colgar las maquetas del techo para hacer mi habitación aún más molona si cabe, toca escribir sobre el episodio semanal!


El episodio de esta semana se ha centrado otra vez en Rin-kun y su nuevo equipo, pero de momento esto no es ningún gran problema, o eso creo...
La cuestión, y lo importante del episodio, es que resulta que durante su infancia, mucho antes de conocer a Haru-chan y compañía, Rin-kun se encontró en un aprieto cuando perdió una apuesta entre amigos, pues, por muy estúpido que suene, esa apuesta trataba de que el perdedor debería hacer lo que el ganador quisiera que hiciera. Y la ganó Sousuke-kun.
Efectivamente, queridos y queridas, esa apuesta suena fatal mires por donde la mires, y quizás sea mi corrompida mente, pero no puedo evitar pensar cosas muy raras de ello. Por otra parte, pensemos que son inocentes niños. AL MENOS EN EL PASADO D:
Whatever, whatever, que se me va la olla.
Como iba diciendo, la derrota en aquella carrera de mariposas comprometió a Rin-kun a hacer aquello que Sousuke-kun quisiera. Podría haber sido en aquel mismo momento, simplemente decirle que le pagara un helado, o un batido, o una jugada en los arcade, pero, en vez de eso, Sousuke-kun, ya algo malvadamente oscuro entonces, decidió esperar hasta que se le ocurriera un buen plan y, durante la espera, hacer sufrir a Rin-kun quien, despavorido, huyó a Australia aprovechando que tenía que convertirse en domador de delfines.
Pero, por favor, volvamos al tiempo presente, en el cual Nitori-kun se esfuerza al máximo para mejorar los tiempos y poder entrar en el equipo de carrera de relevos para la nacional, Momo-chan hace nuevas amistades, y Gou-chan tiene un horrible sueño de relojes surrealistas y al despertar piensa que su deber es corregir la dieta de los miembros de su equipo.

Por favor Marta, son inocentes niños.
Tanto pensó Nitori-kun, que sus deseos se escribieron con IMPACT y taparon el fondo galáctico que le había potoshopeado D'''':

¡Pero lo único con lo que Gou-chan se encontró es con una gran tragedia! Pues ninguno de nuestros nadadores parece comer lo que un deportista como ellos debería comer. A todas las dietas les faltaba algo, o les sobraban cosas. Sintiéndose muy insultados, en especial Nagisa-chan, quien al parecer posee un envidiable cuerpo que a pesar de todo lo que coma no engorda, cosa que me recuerda a alguien, le exigen a Gou-chan que prepare el bento perfecto, si es que se atreve.
Reto aceptado, Gou-chan comienza a pensar y a idear los bentos más asquerosos que nadie jamás hubiera imaginado, hechos a base de alimento proteínico artificial con sabor a Cola adquirido en la tienda de deportes en la cual, casualmente, se encuentra con su hermano y sus compis en busca de bañadores.

Al contrario que en la temporada anterior, no tenemos escena de fan-service, pero a cambio tenemos a Momo-chan, así que yo no encuentro ningún problema.
Quien sí que tiene un problema es Rin-kun, cuando sale a tomar algo con Sousuke-kun mientras los críos se prueban bañadores y ocurre lo que se temía que ocurriría algún día... SOUSUKE-KUN NO OLVIDÓ LA PROMESA. Aunque, claro, cómo olvidar que alguien te debe una así.
Sin embargo, Sousuke-kun resulta que aún se está pensando qué quiere que Rin-kun haga y, por el momento, le pide que le cuente lo que sucedió en Australia, es decir, los tiempos oscuros de la primera temporada. Sin nada que ocultar, Rin-kun le cuenta a Sousuke-kun su versión de los hechos, sin las palabras "sirena" o "secta" ni tan siquiera "sacrificio", pero bueno. Le dice que fueron sus amigotes quienes le salvaron de cometer el mayor error de su vida; Dejar la natación.

Ofendido porque se siente que pertenece a un grupo a parte, el corazón de Sousuke-kun comienza a derramar lágrimas, pero para casi de inmediato porque, recordemos, pertenece a la secta del Desierto, y eso del agua...

Es curioso cómo cuando piensa sobre él mismo su propia forma muta para parecerse a su él del mundo paralelo.
"¿No crees que este es perfecto para mi?"
"¡¡Alerta roja, Capitán!! ¡¡Alguien del equipo no quiere enseñar su cuerpo y eso no está admitido en el club!!"
Podrá ser muy cuco ese modelito, Nitori-kun, pero alguien como Momo-chan debe de enseñar todo lo que pueda.
"¿Qué sucedió en Australia, Rin-kun?"
"DEBERÍAS SABER QUE ESE TEMA ES TABÚ EN NUESTRO CLUB, POR EL AMOR DE DIOS."
Entre todo eso, nuestro Club de Sirenas manda al carajo lo de la dieta y se comen un pizza mientras sueñan despiertos con la competición nacional. Y por el episodio de hoy ya han aparecido lo suficiente, parece ser.
Pero volvamos al tema de Sousuke-kun, quien no puede tan siquiera refugiase a pensar en su habitación a pensar porque comparte habitación con Rin-kun, precisamente, y es por eso que decide que las cosas se deben solucionar cuanto antes mejor... Y se va a hacer footing con Rin-kun.

En fin. Mientras corrían al rededor del Instituto y Sousuke-kun no dejaba de pensar cómo decir que se sentía ofendido, paran un momento para espiar a Nitori-kun, quien sigue entrenando después de la cena. Debo decir que esto muy orgullosa de Nitori-kun. Me gusta la gente que se esfuerza por conseguir sus metas, les tengo mucho respeto. Y es entonces cuando Sousuke-kun comienza a contarle lo que siente a Rin-kun:
Primero comienza agrediéndole como si así le hiciera más vulnerable, como si se tuviera que sentir igual de mal que él, diciéndole que si se pasa la vida cuidado de los colegas no llegará a ser Domador de delfines. Un golpe muy bajo por su parte, pero no suficiente ni como para hacerle un rasguño a nuestro Rin-kun, quien se ha vuelto muy fuerte mentalmente, a parte de físicamente, pero eso no hace falta comentarlo. Entonces, como si de cierto juego se tratara, Rin-kun le contesta con mucha confianza que si ha llegado a donde está, y quesi es lo que ahora es, es gracias a sus amigos, y que no piensa dejar de ayudarles.
Es en ese momento en el que el corazón de Sousuke-kun vuelve a romper a llorar, esta vez una lágrimas brillantes que podrían iluminar el cielo y constituir una nueva galaxia pero que no sucedió así porque el orden intergaláctico es un serious business, y ya sabéis. Es entonces, sigo comentando, cuando Sousuke-kun le dice que, aunque en el pasado las carreras de relevos le parecían basura, ahora quiere ser uno de sus amigos y participar en su equipo.


Eso me suena mucho a una historia que no acabó demasiado bien.
Por favor, Marta, ya no son niños inocentes pero deja de pensar esas cosas.
 Como si de un "ZASCA en toda la boca" se tratara, Rin-kun le dice que en el Club se eligen a las personas con los mejores tiempos record para participar en la carrera de relevos. Y que se joda un rato. Y que le reta a una carrera de mariposas.
Como si del destino se tratara, Sousuke-kun vuelve a ganar la citada carrera de mariposas, pero con eso consigue que Rin-kun se diera cuenta de algo muy importante que anuncia inmediatamente al día siguiente cuando todos los miembros del Club están reunidos a primera hora: Él quiere que el equipo de la carrera de relevos sea un equipo formado con mucho amor, y por personas que tengan pasión por el trabajo en equipo, como él mismo. Y, de esta manera, como capitán, propone un cambio de normas y, en vez de elegir a los más rápidos para la carrera, simplemente elegirá a aquellos que de verdad quieran trabajar en equipo para enseñarles el verdadero significado del amor entre compañeros de equipo.

Y es de esta manera cómo acaba el episodio.

"Elegid, vosotros que tenéis la opción, no como Amuro, él nunca tuvo elección."
"En el próximo episodio: Lo que te importa de verdad,¡ no hay porqué esconderlo!"
Así que, como habéis podido predecir ya a estas alturas, parece ser que Rin-kun y su equipo han logrado el suficiente protagonismo como para dejar en un segundo plano a nuestros nadadores principales y parece que van a coger la seguida de dedicar un episodio a cada equipo, o eso me temo. Por no decir que parece que el próximo episodio va de problemas con Nagisa-chan... ¿Dramoncios con Nagisa-chan? ¡Eso hace que me haga muchas más estupipreguntas que de costumbre! ¿Qué se hizo del bañador verde con huellas de gatuno? ¿Logrará Nitori-kun la recompensa esperada de tanto esfuerzo? ¿Como quieren que no piense mal si en los previews me ponen esa clase de imágenes? ¡Me lo sirven en bandeja! ¿Y qué demonios le pasa a Nagisa-chan? ¡Él no ha hecho nada para merecer ningún dramoncio! ¿Qué se hizo del bañador? ¿Podrá Rin-kun transmitir su amor por el trabajo en equipo a Sousuke-kun? ¿Curará su corazón de esta manera? ¿Volverá el Kraken? ¿Qué está planeando hacer el pájaro semejante a Iwatobi-kun? ¿Realmente va a por Rei-chan y a por todos aquellos a los que ama? Eso y sólo eso explicaría el posible dramoncio de Nagisa-chan... Don't cry, Amuro!

martes, 22 de julio de 2014

MEGAMAN X2 SNES review


Oh, cuanto tiempo sin escribir sobre un juego, siendo esto lo que más me gusta.
Y además, esta vez, un asunto pendiente: MEGAMAN X2



La misión.
Quien dijera que las segundas partes no son buenas es que nunca jugó al Megaman, saga que, recordemos, la segunda entrega fue el gran exitazo que permitió salvar el título y continuar la saga hasta que a Capcom le apeteció. De esta manera, y con la misma continuidad que en el clásico, Megaman X2 se trata de una continuación directa de su primer título ya citado en este blog, original de la SNES de 1994 y que yo he tenido que jugar con emulador (Shame on me).

Recapitulando, Megaman X2 se situa medio año después del final de Megaman X, cuando nuestro héroe un poco pasado de moda entre los Reploids, derrota a Sigma y a todos sus secuaces, aunque no de gratis, pues su amigo buenorro, Zero, se sacrifica por la causa. De esta manera, este juego comienza con que X y su equipo (formado por el Dr. Cain y supuestos anónimos) está aniquilando los últimos residuos de la revolución de Sigma cuando se le aparecen tres Reploids que se autoproclaman los X-Hunters (qué irónico) y que dicen tener las piezas de Zero y que sólo se las entregarán si logra derrotarles. Obviamente es una trampa, pero X debe conseguir todas las piezas para reconstruir a su más que mejor amigo. Sin embargo, nadie (?) es capaz de imaginar qué están tramando los X-Hunters en realidad...

El objetivo.
Sobra decir ya que este juego funciona con stages y que se trata de un side-scrolling, pero me gusta explicar las cosas. El Megaman X2 funciona con un sistema de stages y contraseñas, porque la partida no se guarda. De esta manera, cada vez que X logre superar un stage y derrotar al Maverick correspondiente y copiarle su habilidad, recibirá una contraseña numérica que dependerá de cuantos stages haya superado y cuantos upgrades tenga, sino me equivoco, y que tendrá que introducir el jugado para reanudar su partida. En cada uno de estos stages estarán los ya citados upgrades escondidos que le harán más fácil la aventura a X, porque resultan ser Sub tanks en los que podrá almacenar energía extra, o Heart tanks que harán que le suba permanentemente los puntos de vida, sin olvidar que también estarán escondidas las cápsulas del Dr. Light, que le darán a X nuevas habilidades y una armadura muy molona.

Entre esto, por los stages también estarán escondidos los X-Hunters. ¿Escondidos? Pues sí, porque por un lado han retado descaradamente a X, pero por otro lado no les combiene que recupere las piezas de Zero. Es más, aquí reside el punto clave del juego: Si logras derrotar a los tres X-Hunters antes de llegar a la X-Hunter Base, recuperarás todas las piezas de Zero y el Dr. Cain lo podrá arreglar; sin embargo, si no logras recuperar alguna o ninguna de sus piezas, los X-Hunters atracarán al Dr. Cain y le robarán el chip de control de Zero, la única pieza que les faltaba, teniendo así una batalla extra no demasiado agradable que, para colmo, se encadenará con la doble batalla contra Sigma. Efectivamente, este juego tiene "dos finales", por decirlo de alguna manera, a pesar de que la conclusión es la misma.

En resumen, tenemos 8 stages con sus correspondientes jefes, en los cuales se encuentran escondidos los 3 X-Hunters; luego tenemos la base secreta de éstos que también se compone de 3 stages, más un stage muy particular y típico de juegos posteriores que se compone de teletransportes en el que tendremos que derrotar a los 8 jefes anteriores de nuevo y todos seguidos, y que tras superar el reto se nos desvelará la verdad y el stage final, que dependiendo de si has logrado recuperar todas las piezas de Zero, tiene dos o tres jefes finales, cada uno más loco que el anterior.


La dificultad del juego es difícil de concretar, hay unos cuantos momentos en los stages que es para maldecir a quien se le haya ocurrido la idea, como el pasillo vertical que debes escalar mientras una columna de lava avanza sin pausa tras de ti en el stage de Flame Stag, o ese zig-zag de pinchos que debes atravesar para conseguir el último upgrade en el tercer stage de la X-Hunters Base, pero en general no están difíciles. Igual que los jefes, hay jefes que enseguida ves su patrón de ataque y es cuestión de tiempo y ritmo conseguir la victoria, y hay otros jefes que lo único que puedes hacer es atacar y rezar para que te pegue lo menos posible. Y luego está Serges, él sí que es una pesadilla, las dos veces que luchas contra él.
Eso sí, en el emulador que utilizo yo está la opción de jugar con el teclado, y eso me ha hecho abrir los ojos una vez más para darme cuenta de que estos juegos son de controller, no de teclado. Es más, yo al principio usaba un controller con botones redonditos que eran un verdadero obstáculo para superar incluso el stage de introducción, y hasta que no programé mi otro controller de botones planos la semana pasada, la idea de poder jugar a este juego no se me pasó demasiadas veces por la cabeza. Es muy importante encontrar un controller cómodo para poder jugar a juegos de plataformas.

Estéticamente hablando, lo que más adoro de esta saga es la capacidad de hacer profundidad a partir de los colores, porque, realmente, los únicos elementos delineados son X y los elementos con los cuales puede interaccionar. Aún así, el resto de elementos quedan claros y son inconfundibles, e incluso dentro del fondo utilizan la desaturación para diferenciar elementos en planos que incluso se encuentran más atrás, creando escenarios que quedan creíbles. Hay un stage en concreto, el de Bubble Crab, que se trata de una cueva submarina y que comienza en la entrada, donde se puede ver una preciosa puesta de Sol hecha con tres colores. Lo cual me recuerda que dentro de los stages también existe una narración de entrada-primera parte-segunda parte-boss que se entiende gracias al diseño del stage, cuyos elementos cambian a medida que se avanza en esta narración.

En cuanto a la música, volvemos a encontrar temas de esos que no se olvidan, el Opening sin ir más lejos hace que la sangre comience a hervir, al igual que la Intro Stage, aunque no mejor que la Intro Stage de la entrega anterior. En cuanto a soundtracks de stages, sin lugar a dudas la de Flame Stag es la mejor. Indudable. Es una melodía con mucho ritmo donde la batería cobra mucho protagonismo y las guitarras hablan por sí solas. Es muy buena esa track, de esas que nunca olvidas. Pero, para recordar eternamente, el tema de Zero, que es indescriptible el sentimiento de cuando aparece y le vuelves a ver.
Otra muy buena track de stage es la de los dos primeros stages de la X-Hunter Base. Un tema que te grita que si te gustó lo anterior, prepárate para lo que sigue. Y, finalmente, el tan romántico Ending Theme, lleno de tantas preguntas y dudas mientras nuestros héroes miran juntos el atardecer, seguido del Credit Staff, un tema alegre para un final feliz.

No me hagas decir lo que creo que eres tu, Sigma, no me lo hagas decir.
Finalmente, decir que, en mi opinión, es una de las segundas partes que más me ha gustado, hasta el extremo de poder decir que el primer juego y este segundo forman un pack indivisible y podrían ser un único juego. No entiendo de ninguna de las maneras cómo no le hicieron remake para PSP a este también, es una verdadera pena, porque el primer juego exigía una segunda parte para rescatar a Zero, con escenas de anime. Hubiera sido sublime.
Pero entonces quedaría algo extraño, porque cuando en el Maverick Hunter X completabas la partida con X desbloqueabas un OVA muy bonito en el cual, entre otras cosas, se moría el Dr. Cain, y aquí en este juego parece que logró escapar milagrosamente del bombardeo que le envió Sigma... Cuando me apareció me quedé muy a cuadros, la verdad, en plan "¿Pero tu no habías muerto en el juego anterior?".
Eso sí, como decía, así como el Megaman 2 te lo puedes jugar sin necesidad de jugarte el título anterior, no ocurre así con el Megaman X2: Jugar la primera entrega es completamente necesario.

Así, lamentando el hecho de no tener remake para PSP como el primer juego y no poder exhibirlo en mi estantería, pero mientras tanto instalando el siguiente en el PC, me despido muy satisfecha por este final feliz que acaba con ese sentimiento de tristeza que despedía el final del primer título.

Es tan oficial que nadie puede decir lo contrario.

sábado, 19 de julio de 2014

FREE! Eternal Summer episode 3 -Esa luz en tus ojos... BRILLA CON LA FUERZA DE LA ESPERANZA-


Whoa, ayer estuve de expo y no pude publicar el post semanal en Viernes. Y para variar estuve atendiendo serios problemas relacionados con mi pareja. Shame on me.
BTW no lo comprendo, cada vez que veo el opening me parece que Haru-chan y Rin-kun van más deprisa...
Whatever, el episodio de esta semana me ha gustado mucho porque nos habla del esfuerzo y de los obstáculos que sólo nosotros podemos superar, al igual de que el éxito es un estado de ánimo.


El episodio, sin embargo, comienza con malas noticias para Nitori-kun: Con el cambio de año cambian también los compañeros de habitación (?) y su amado Rin-kun, con el cual recordemos que había desarrollado una extraña capacidad para sincronizar sus pensamientos, se cambia de habitación a otra igual pero sin él. Y a cambio, Nitori-kun tendrá que cuidar del nuevo miembro de la tripulación que resulta ser su compi nuevo de cuarto, cosa que, por el momento, no le acaba de hacer demasiada gracia.
Mientras eso, en el Instituto de Iwatobi-kun se preparan para realizar un extraño acto de aclamación a su ya citado dios que consiste en realizar una extraña carrera de relevos en la cual deben participar los clubs de deportes. Creyendo que ciertamente es la última oportunidad del año para conseguir miembros nuevos en el equipo, nuestro Club de sirenas participa y, no sólo eso, ganan gracias a la magnífica técnica de Rei-chan que consistía en correr descalzo. Sí, fijaros bien porque corren descalzos sobre la tierra sucia y asquerosa, llena de hormigas y piedrecitas.
Una auténtica proeza de sacrificio.
Aún así, no obtienen los resultados deseados, pues nadie se acerca tan siquiera al club.
Para dejar de pensar en ese fracaso, inauguran oficialmente la temporada de piscina, no sin comentar que estaría bien probar otras técnicas de natación, lo que le recuerda a nuestro querido Rei-chan que no se le da bien nadar de ningún otro modo que no sea haciendo la mariposa, y comienza a traumarse de nuevo.

Deberías alegrarte, Nitori-kun, ahora eres el senpai del chico más kawaii de Free.
"No tienes por qué forzarte a nadar de otra forma. Fíjate en mi! Yo sólo hago free y carreras de relevos y soy muy feliz. Te has fijado en mi sincera sonrisa?"
Todo esto le lleva a su refugio secreto: La biblioteca.
Una casa del saber de todos los tipos, especialmente del saber impreso sobre papel y montado en forma de libro. Pero, un lugar público, por el momento, motivo por el cual se encuentra con su senpai del club anterior, con las típicas preguntas que a nadie le gusta que le pregunten cuando estás pasando por un momento crítico en tu trayectoria personal: "Qué tal te va con esto?" y "Me parece que disfrutabas más lo otro".
Pero nada de eso hará que nuestro querido mesías de las mariposas tire la toalla. Es más, Rei-chan decide entrenar bien duro para poder sorprender a los demás, para lo cual comienza un plan secreto de entrenamiento tutorado por Rin-kun del cual hablaré luego, porque por el momento es top secret.
Y TAN TOP SECRET!
Rei-chan debe saltarse las reuniones y entrenamientos del club con tal de ir a las tutorías de Rin-kun y esto sólo hace que nuestros chicos se extrañen hasta el punto en que Nagisa-chan comienza a acosar en Domingo a Rei-chan.
Como decía, una auténtica pesadilla, incluso peor que la que he tenido yo esta noche en la cual una araña gigante que parecía haber salido de Jumanji me atacaba, pues Nagisa-chan se preocupa cada vez más de que Rei-chan no esté con ellos a pesar de que cada día le invite a algo distinto y que llegue al extremo de proponer deliberadamente ir a su casa después de clase. Sin saber nadie de ellos qué sucede o qué hacer, deciden preguntarle al entrenador del cual aún no he logrado recordar el nombre. Pero más les valía no haberle preguntado, pues lo único que les sugiere es que Rei-chan está enamorado.

Sigo sin poder ver el problem. Cosas de chicos, supongo.
Sólo faltaría que no fuera así, Rei-chan, sólo faltaría eso.


Lo volveré a escribir para más drama: REI-CHAN ESTÁ ENAMORADO.
Lo que antes podría haber sido una pesadilla que termina al abrir los ojos y beber un poco de agua, se convierte en la más dura de las realidades ficticias, pues sigue basado en un supuesto, pero ya que no tienen más ideas, lo tomarán como la única verdad.
Pues, la cuestión es que en el caso más remoto, que parece tener un 95% de probabilidades de que sea cierto según nuestros nadadores, Rei-chan es capaz de dejar el Club de Natación por su supuesto amor, y la pregunta que me hago yo es: "¿Es posible que alguien deje de hacer lo que le gusta por otra persona?". Es decir, yo pienso que una relación se basa en la confianza mutua y la aceptación por las dos (o más) partes del contrato. En el supuesto caso de que yo tuviera un noviete nadador iría con él a la piscina y le haría compañía en los entrenamientos mientras leo o juego a los videojuegos, nadie tiene por qué prescindir de sus hobbies... A no ser que sean cosas muy raras muy chungas, pero puesto a que mi hobby son las maquetas de GUNDAM mi concepto de cosas raras y chungas se disminuye.
Que se me va.
La cuestión es que a Nagisa-chan también se le va y comienza a confesar que no podría soportar la pérdida de Rei-chan, con quien recordemos que su relación ha llegado a extremos como para poder decirse si están engordando, autoinvitarse a la casa del otro y visitarse en Domingo. Ante tanta desesperación, Gou-chan nuestra chica guay les promete a todos que descubrirá la verdad de verdad y se dispone a hablar con Rei-chan inmediatamente, pero lo que nunca pudo llegar a pensar Gou-chan que sucedería es que...

WHAT I MEANT WHAT
"¿Era completamente necesario poner este screen?" os preguntaréis, y yo os contesto "Tan necesario como haber pedido la edición limitada del Curtain Call que incluye un CD de remixes"
...Que no sólo niega Rei-chan estar enamorado, sino que le pilla en el patio de detrás hablando con su senpai y la imaginación de Gou-chan claramente influenciada por mangas, algunos no aptos para menores, y posiblemente fanfics, algunos más oficiales que otros, le lleva a pensar cosas como que... A Rei-chan le gusta su senpai.
Cuando lo vi casi no me lo creía, como aquel post del Project X Zone que no he tenido el placer de volver a encontrar pero que era muy cannon y me emocionó: Un anime actual hablando sin pelos en la lengua sobre la homosexualidad, sin exclamaciones extrañas, y como si todo fuera tan normal, es decir, como toca.
Yo que he visto e imaginado muchas cosas en este mundo, se de animes donde te dejan caer, siempre cubierto con un tupido velo, el tema citado, pero muy pocas veces oigo, veo y leo hablar del tema directamente en un anime cuyo tema principal no es la homosexualidad (verdad?). Eso o me pilló muy de sorpresa que me lo dijeran tan directamente, porque lo encuentro muy moderno y actual, y eso me gusta mucho.
Volviendo al tema, Haru-chan realiza una pausa para pensar y recuerda misteriosamente la cara de los compañeros del club anterior de Rei-chan, y, al ir a verlos, Gou-chan reconoce al senpai. Es entonces cuando piensan que eso de que la teoría de que Rei-chan estuviera enamorado es menos probable que la teoría nueva: Que Rei-chan esté pensando en dejar la natación para volver al Club anterior... AÚN PEOR!
De esta manera, nadie dispuesto a ceder su miembro más mariposa del equipo, convocan una reunión urgente, como si de cazar un horroroso Khezu se tratara, en ca Haru.
Una vez acorralado allí, nadie sabe exactamente cómo comenzar el tema, por lo que, cuando Rei-chan se dispone a huir, Nagisa hace de tripas corazón para explicarle todo lo que siente.

Esta frase es tan real que casi no lo creo.
"No podría soportar que Rei-chan nos dejara en la estacada! Un Club de Natación de cuatro personas es demasiado triste y vergonzoso!"
"No te preocupes, Nagisa-chan, pues, de ninguna manera permitiré que abandone nuestra secta. Quiero decir, nuestro Club de Natación."
Un momento muy bonito.
Nagisa-chan, con lagrimitas en los ojos, le explica que no puede dejar el Club de natación porque le necesitan mucho, y que fue él precisamente quien dijo que los cuatro juntos llegarían a la competición nacional para patear culos, y que después de haberse sacrificado en la primera temporada, las cosas no podían quedar así, y que si ahora eran todos mazo amigos era gracias a él, que cuando todos callaron para evitar el problema, él fue a hablar para intentar arreglarlo todo, y que se habían estado esforzando todos juntos.
Entonces, ocurrió algo de eso que sólo se lee en este blog. Al abrir todos sus corazones metafísicos llenos de amor por la natación y amistad, ocurrió un milagro. Así de un momento a otro, sin previo aviso, todos se entendían entre ellos, sintiendo las alegrías y los miedos de los demás -Exceptuando el miedo al futuro de Haru-chan- y se sintieron mucho más unidos y capaces de cualquier cosa, incluso de derrotar al Kraken, el eterno enemigo de las sirenas. Incluso Gou-chan a quien había aislado del problema principal lo comprendió todo en cuestión de segundos transformándose en una miembro indispensable del grupo. Una luz de colores pastel les envolvió enternecedoramente y de esa manera se les otorgó un nuevo poder... Ahora todos poseen una habilidad empática que les permite saber en que piensan los demás. Pero no todos los demás demás, me refiero a sólo ellos.
Una vez este evento desbloqueado y aclarado que el tema de que Rei-chan abandonaba el Club no era más que una imaginación producida por el preview en el episodio anterior, Rei-chan se vuelve a ir para continuar con su entrenamiento secreto.

Reigisa moment
ZASCA en toda la boca.
Es entonces cuando todos se ponen a seguir a Rei-chan y descubren el super-entrenamiento-secreto tutorado por Rin-kun. Pues, como ya he dicho antes, Rei-chan se saltaba los entrenamientos normales y las quedadas marujeras para asistir a este entrenamiento que Rin-kun aceptó a tutorar porque vio en los ojos de Rei-chan una nueva luz de pasión y optimismo, esa clásica luz que alberga esperanzas en un futuro no muy lejano y que le da fuerzas a su portador para poder lograr cualquier objetivo que se haya puesto...
Y ahora, por esta razón, me siento mucho mejor porque Rin-kun considera a Rei-chan un amigote y le valora su esfuerzo. Los recuerdos llenos de rabia por lo que sucedió al final de la temporada anterior se desvanecen para no volver a ser recordados en mucho tiempo.
De esta manera, por fin llega la mañana en que Rei-chan les enseña a sus compis sus nuevas habilidades, que resultan ser bastante normalitas... Pero todos le hacen saber que están muy orgullosos de todo lo que se ha esforzado. Y es de esta manera cómo acaba el episodio.



Como decía al principio, me ha gustado mucho este episodio porque nos ha hablado de lo importante que es esforzarse para lograr nuestros objetivos, porque las cosas no son fáciles, y cómo las recompensas llegan de un momento a otro, a veces más pronto y a veces más tarde.
Qué filosófica me pongo a veces...
De cualquier manera, el esfuerzo de Rei-chan comienza a dar frutos, así que nosotros no nos podemos desanimar y tenemos que seguir adelante! Y, en el próximo episodio, me temo que algo muy gordo va a ocurrir, pero, en vez de escribiros lo que pienso, os escribiré las estupipreguntas usuales... ¿Quién es en realidad el senpai de Rei-chan? ¿Estará relacionado con alguna secta de la cual aún desconocemos su existencia? ¿Por qué diantres estaré tan obsesionada con las sectas? ¿Qué son todos esos soldaditos de colores que hay en la mesa de trabajo de Momo-chan? ¿Volveremos a ver a su hermano mayor que estaba tan buenorro? ¿Qué se hizo de Crazy Horse? Un momento, eso no tiene nada que ver. ¿Le tendrá Sousuke-kun envidia cochina a Rin-kun porque se está volviendo medianamente amazing y tiene friends muy sirenas? Y, por último, pero lo más importante... ¿Por qué demonios tenía el depravado de Agile las partes bajas de mi maromo? D''''''''''''':<

Con muchas cosas en las que pensar, me despido hasta el próximo post que no me extrañaría que fuera una reseña del Megaman X2... Jeronimo, Mike, Jeronimo.

viernes, 11 de julio de 2014

FREE! Eternal Summer episode 2 -La realidad alternativa de otros Universos paralelos que a veces más vale no saber-


Hoy es Viernes, o mejor dicho, el día FREE.
Debo de comenzar diciendo que tenía ganas de FREE, me sube mucho el ánimo, especialmente después de las palizas que me han pegado en el puñetero Torneo Amistoso de Eevees...
Whatever, en el episodio de hoy, un par de sorpresas: Rin-kun tiene un extraño don y aparece el chico más cute ever en este anime, con un oscuro pasado, todo se ha de decir.


EN EL EPISODIO ANTERIOR...
No olvidemos nunca el episodio anterior y volvamos a inmortalizar a Rei-chan.
Ahora sí, comencemos. El episodio anterior acabó con la entrada en escena de un desconocido personaje llamado Sousuke-kun de quién tampoco sabemos sus intenciones, pero que serán desveladas durante este episodio, más o menos.
De buenas a primeras, Sousuke-kun resulta ser el best friend ever de Rin-kun en apariencias, porque en realidad es su ex-no-formal, es decir, Rin-kun y Sousuke-kun iban juntos al cole y tenían una fuerte amistad que Rin-kun decidió sacrificar con tal de irse al cole de Haru-chan, ya que entonces quería ser un delfín y aún no sospechaba que sus diferencias físicas no se lo permitirían serlo. Sousuke-kun, quien en realidad estaba muy pillado por Rin-kun, se sintió herido y traicionado, pero en vez de culpar a Rin-kun, quien en realidad lo había decidido por si sólo eso de irse con el club de Haru-chan, decidió culpar directamente a nuestra sirena que entonces no conocía.
Los años pasaron, queridos lectores, pero su rencor y odio sólo se fortaleció. Hasta el final de la temporada pasada, pues resulta ser que Sousuke-kun, entonces un anónimo, se encontraba en aquella carrera de relevos del final en la cual sacrificaron todo el esfuerzo e ilusión de Rei-chan para que Rin-kun participara con ellos... Sobra volver a decir que a mi no me gustó nada ese feos que le hicieron a mi Rei.chan, pero a Sousuke-kun le gustó aún menos, pues no sólo le puso cara a la persona a la que le había guardado tanto rencor durante estos años, también pensó que estaba volviendo tontaco a Rin-kun. Cómo si no fuera Rin-kun quien estaba tontaco desde el primer momento y se dedicaba a joder a Haru-chan...

Pero eso es el pasado, ahora Rin-kun no me cae mal. Y ahora es cuando llegamos al semi-presente: Tras lo del último episodio, Sousuke-kun decidió tomar venganza y se apuntó a una extraña secta, adoradora de una criatura del desierto en el cual se rodó el ending de la temporada anterior, agresiva llamada Diablos, a la cual le vendió la mitad de su alma por un cuerpo capaz de ejecutar cualquier técnica de natación posible. Aún así, Sousuke-kun siguió entrenando hasta ser un TopTen Butterfly, título del cual está muy orgulloso, y luego solicitó un cambio de instituto para vigilar de bien cerca a Rin-kun... Y de tan cerca! El episodio comienza con que se une a su Club de Natación.

Mientras tanto, Nagisa-chan intenta convencer a Rei-chan para que corra por los pasillos desnudo con tal de que se una alguien a su secta de Iwatobi-kun.

Ese momento en que la escritora de este blog se fija en las pestañas de Rin-kun y no quiere reconocer que le parecen preciosas.
Tal y como dije, durante este tiempo su relación ha madurado lo suficiente como para decirse esas cosas en público.
Las cosas claras y el chocolate espeso.
Mientras todo eso, Makoto-chan se dio cuenta de la presencia del pájaro tan grande que se asemeja misteriosamente a su dios.
Mientras ocurría esto, Makoto-chan divisó en los cielos aquella extraña criatura que les lleva rondando por los alrededores desde el opening del primer episodio y comenzó a sospechar que alguna clase de amenaza se les está viniendo encima... Especialmente a Rei-chan, el escogido de las mariposas, pero eso, no lo descubriremos hasta el próximo episodio.
De cualquier manera, el tema del episodio es que el entrenador del cual nunca recuerdo el nombre decide montar otra fiestuki en su piscina cubierta, y Haru-chan propone, ya de paso, realizar una carrera de relevos "amistosa", así que deciden invitar a Rin-kun, quien de repente se da de narices con una gran verdad: Puede que tenga un Club de Natación, pero no tiene ningún equipo.

De esta manera, Rin-kun improvisa un team con su noviete, su ex y un pardillo al cual no tendremos el gusto de conocer, pues les deja tirados el mismísimo día de la competición. Bueno, tirados exactamente no, hay una historia detrás de todo esto, como de costumbre. Nuestro pardillo es en realidad un defensor de la Justicia, y se dedica a patrullar barrios realizando obras sociales sin compromiso alguno, como recoger los papeles que los guarros tiran al suelo, o plantar flores en los parques. Como podéis imaginar, un comportamiento ejemplar, pero, como todo defensor de la Justicia, debe quedar en anonimato. Así, nuestro pardillo se dirigía hacia el punto de reunión, saltó su alarma de emergencia, esa que salta cuando se te requiere en una misión especial, y no tuvo más remedio que mentirle a Nitori-kun con una escusa muy extraña que todos creyeron. Y de esa manera perdió la oportunidad de su vida para unirse al equipo de Rin-kun, pero es la clase de sacrificios que los justicieros debemos de hacer.

Y es aquí cuando se pone en marcha el don secreto de Rin-kun, que trata de hacer coincidir la necesidad con la casualidad. Así, necesitaban un miembro más y no sólo lo encuentran sin esfuerzo alguno, también resulta ser bueno y, lo mejor, hyper-cute.

Un comentario completamente heterosexual.
Otro comentario enteramente heterosexual.
"Escribamos una novela juntos que trate sobre la belleza de la amistad eterna entre chicos de instituto unidos por su deporte favorito, algo así como nuestras vidas personales, mi episodio lo podríamos llamar "La Mariposa de la Belleza"."

Como decía, parece que sea cosa del destino, pero no lo es, fue el mismísimo don de Rin-kun el que hizo que en ese momento oyeran cómo unos anónimos llamaban a nuestro nuevo chico cute, Momo-chan, quien resulta ser... El hermano pequeño del ex-capitán buenorro del Club de Rin-kun!!!
Aunque en realidad,  como todo personaje en todo anime que se ha redactado en este blog, tiene una historia oculta que os voy a contar...
Momo-chan es en realidad un skater. Mejor dicho, Momo-chan es la vida alternativa en un Universo paralelo de un skater homosexual que pertenecía a una banda de macarras cuyo objetivo era vengar la muerte del cantante de la banda citada que fue asesinado por un ser vil y despiadado que se dedicaba a robar cuerpos de otras personas(?). El destino de este citado skater tampoco era un camino de rosas, pues era tan devoto a su jefe que a su novio le cogió envidia cochina y se cambió de bando, obligándole a luchar contra él en todos sus encuentros. Y mira que estaban muy unidos, pero es que su novio era algo chungo... Todo eso fue una historia que comenzó prometedora pero que se quedó a medias en varios términos.
Tema a parte, Momo-chan no es consciente de nada de esto, lo que le permite ser feliz hasta el día en que pruebe algún patinete y recuerde que su ex tiene la voz de Miyano Mamoru.

Mientras tanto, Momo-chan es un chico aparentemente hetero (aunque Rin-kun ya se encargará de eso) que se le da bien nadar de espaldas pero que tiene otras prioridades. Así que Rin-kun le engaña diciéndole que encontrará chicas guapetonas en ese sitio al cual van cuando lo único que encuentran son un puñado de lolis por las cuales Momo-chan muestra un claro desinterés pero que al mismo tiempo me hace pensar que Rin-kun es un poco... Ehem... Pedo... Pero olvidemos eso.
La cuestión es que Rin-kun logra formar un equipo en una mañana.

"Supongo que ha sacado una nota tan genialísima en el examen de ayer que la profe le ha pedido que lo vuelva a hacer!"
"Una historia increíble, Nitori-kun, pero nos lo creeremos."
"Siento haberte hecho esperar, Haru, pero es lo que tiene no vivir juntos."
No sólo conocemos a tu hermano, Momo-chan, pero no te podemos decir nada más. Aunque me encantaría.
"Así que quieres chicas a las que gustarles, eh? Pues te fastidias porque aquí somos gays la gran mayoría! HA!"
De esta manera se presentan así por encima todos y esperan pacientemente el momento de la competición. Y tan pacientemente que Haru-chan se va a comprar agua para pre-hidratarse cuando le sigue nuestro colega lleno de rencor, Sousuke-kun, quien le acorrala gracias a una extraña soundtrack que dejó a Haru-chan un poco a cuadros, y aprovechó este desconcierto para darle un primer aviso: Que ni se le ocurriera volver a acercarse a Rin-kun.
Claro está que Haru-chan se queda extrañado y aún más desconcertado si cabe, pero, de cualquier manera, no le cayó bien desde el primer momento, así que Haru-chan hará lo que le dé la gana.
Y entonces comienza la carrera, en la cual miden fuerzas, dejando bien claro que Sousuke-kun quiere pelea de la buena con Haru-chan... Aún así gana el equipo de Haru-chan, pero aunque se animan mucho por esta victoria, yo no me andaría despistando, igual que Haru-chan, que sabe perfectamente que como se pongan a entrenar un poco, a quienes les patearán el culo serán a ellos...
Y es así cómo acaba el episodio de la semana.

Nunca sabremos esa información tan necesaria para nuestras vidas.
Visto así, el Sousuke este es un tipo bien grandote, y si de verdad tiene que seguir creciendo, tiene pintas de llegar a unas dimensiones insospechadas...
Puesto así sacado de contexto me queda algo extraño...
Qué os ha parecido Momo-chan? Porque yo le sitúo en el ranking de chicos guapetones y le galardono con el título de "the cutest!". Ah, si hay algo que me pueda tanto como las pecas son los pelirrojos o los morenazos, por no hablar de las narices sagradas o de los chicos fashion o los hommmmmmmmbres... Oh, maldición, cuántos puntos débiles D:
De cualquier manera, el próximo episodio, según el resumen, tiene unas pintas muy extrañas, con un título un tanto extraño que no hace más que suscitarme extrañas preguntas como... ¿Por qué Rin-kun tiene unas pestañas tan fashion? ¿Tendrá algún oscuro secreto Sousuke-kun relacionado con Rin-kun? ¿Qué ocurrió exactamente y cuál es el propósito de la secta del desierto? ¿Existirá alguna conexión mental entre Momo-chan y su él del otro Universo? ¿Logrará Nitori-kun ser guay? Bueno, reconozcamos que de momento ha logrado una conexión especial con su amado Rin-kun y ahora son capaces de comenzar y acabar las frases juntos. ¿Qué hay de los objetivos de la vida de Makoto-chan? ¿Podrá Haru-chan alguna vez hablar las cosas que le preocupan? Pero, para preocuparse... ¿¡QUIÉN DEMONIOS ES ESE DEL PREVIEW QUE LLEVA LAS MISMAS GAFAS QUE REI-CHAN?! Me temo que pertenece a... Sí, lo habéis adivinado, una secta.

Sin nada más que querer escribir, me despido hasta el próximo post sin dejar de pensar en Momo-chan.
Jeronimo, Mike, Jeronimo.


Cute Spinning Flower Red