sábado, 30 de septiembre de 2017

METAL GEAR RISING revengeance -PS3 review


11 días. 9 horas de juego. Una batalla final cuya última parte me costó 1 hora y 42 minutos, de un total de 2 horas largas que me duró el episodio. Eso es lo que me ha durado mi primer METAL GEAR.


METAL GEAR RISING, de 2013, un juego de Hideo Kojima, para PS3 y Steam, comencé a jugarlo sabiendo bien poco de la saga, bueno, bien poco, lo mínimo que se pueda saber después de ver a tu hermana viciar y hacerse en poco menos de un año el Snake Eater, el Peace Walker hasta que sólo le quedaron un par de misiones en extremo para desbloquear su cita con su marido, el Ground Zeroes, y verla ahora llorando por sus maromos en el segundo capítulo del Phantom Pain. Sólo paró para jugarse el Devil May Cry, pero desde Octubre del año pasado no ha podido parar, y su vida se encontrará terriblemente vacía cuando algún día se acabe la saga, día para el cual cada vez queda menos. Pero en ninguno de esos juegos apareció el protagonista de esta historia, ¿o sí? De cualquier manera, el juego que pensé que trataría de poco más de una guerra de cyborgs acabó hablando de cosas tan reales y serias que por un momento tuve miedo.
Intentemos describir el argumento sin spoilers. Raiden es un cyborg, un humano al que se le han implantado accesorios robóticos, que lleva un pequeño negocio en una pequeña compañía llamada Maverick que se dedica a servicios militares, desde la intervención en conflictos armados hasta la protección de sus clientes. Así, nuestra historia comienza cuando nuestro cliente muere asesinado brutalmente a manos de Desperado, una organización militar cuyo negocio es la guerra hasta el extremo de que harán todo lo posible para que la situación se produzca, y que está recibiendo una gran subención de cierto personaje con poder en el Senado de EEUU. Obligado por su iquebrantable pero cuestionable código moral, Raiden les perseguirá para cobrar VENGANZA con mayúsculas, lo que no se podía haber imaginado es que detrás de su negocio de guerra hay muchas más cosas ocurriendo...

El sistema de juego es más sencillo de lo que me pareció al principio. Es un juego bastante corto, dividido en 7 capítulos, más dos DLCs de los que hablaré en una entrada a parte. En cada episodio hay una serie de batallas, algunas de ellas opcionales, y cada una de ellas será puntuada con una nota al acabar, siendo la nota final del episodio una media de todas ellas. Cada episodio acabará con una batalla de jefe en la que tendremos que aplicar los conocimientos aprendidos en las batallas anteriores, por ejemplo, el movimiento clave para superar ciertos momentos en la última parte de la última batalla se te muestra un par de jefes antes. Durante la aventura acumularemos BP, la moneda de cambio con la que podremos updatear el cyber cuerpazo de Raiden con más vida, defensa, nuevos ataques e incluso nuevas armas y trajes. Sin embargo, no habrán tiendas como tal, de manera que los únicos objetos para recuperar vida y armas adicionales que tendremos las deberemos encontrar por el mapa. Otra manera de recuperar vida será el "grab'n'stab", una técnica especial en la que deberemos de arrancarles las tripas a los enemigos antes de que estos caigan al suelo. Esta técnica gore es la que marca la línea del juego, porque ocurrirán muchas cosas locas.
Por otro lado, el juego guardará automáticamente, de manera que al continuar nuestra aventura lo haremos desde donde lo dejamos la última vez. También podremos guardar hablando por radio con Courtney, nuestra chica de Maverick, así como podremos comunicarnos con nuestros colegas que nos darán pistas y nos hablarán de cosas muy interesantes. Tendremos también la opción de rejugar los capítulos ya completados, pero eso significará borrar nuestro último checkpoint.


La dificultad del juego se puede seleccionar entre EASY, NORMAL y HARD, y también se pueden desbloquear las VERY HARD y REVENGEANCE. Como era mi primer juego de esta saga, me lo he jugado en normal, y aunque después de la batalla contra Monsoon, en la que aprendí a fuerza a hacer parries, el juego se me hizo mucho más sencillo (hasta la última parte de la batalla final citada anteriormente), así que creo que la verdadera dificultad del juego está en los trophies/achivements. Hay trophies que simplemente se consiguen completando los capítulos, luego tenemos esa clase de trophies sobre matar a x enemigos o hacer x acción en x episodio, y después tenemos esos trophies más imposibles como "completa esto en dificultad extrema sin que te toquen".
Los controles no son complicados, pero deberemos estar atentos en todo momento, pues habrán situaciones durante las batallas en los cuales se nos mostrará en pantalla los botones exactos que deberemos accionar, y muchas veces equivocarnos nos llevará a una derrota inmediata. Afortunadamente, contaremos con unos pocos tutoriales básicos que podremos repetir cuando queramos, y con tutoriales extra que encontraremos durante nuestra aventura, en los que aprenderemos los trucos y se nos pondrá a prueba.

En cuanto al apartado artístico, el juego cuenta con unos gráficos cuidadosamente detallados y texturizados que al principio me costaron un poco de leer en pantalla, probablemente por estar acostumbrada a leer otra clase de gráfico, con una gama de texturas oscuras en las que contrastar con luces.
La soundtrack, por otro lado, es de lo mejor que he oído en mucho tiempo. Bajo un ritmo de rock-electro de finales de los noventa (que manera más rara tengo de describir la música a veces, que sólo me entiendo yo), encontramos que las batallas de jefe tienen letra que suena en ciertos momentos durante la batalla. Rules of Nature se ganó rapidamente un buen puesto en mi ranking personal, pero el premio se lo llevan las dos últimas canciones de la batalla final, sonando primero Collective Consciousness contra el Metal Gear más grande y gordo que jamás haya visto, y luego It has to be this way para el final apoteósico.


Y para acabar, mi opinión personal
No sólo me ha gustado mucho más de lo que yo pensaba, hasta el extremo de que cuando me lo acabé, después de casi dos horas de batalla final, lo quería comenzar de nuevo inmediatamente, es además un juego que lo recomiendo a tope, no porque seas un cyborg con una katana haciendo ninja kills y grab'n'stabs, ni por las escenas locas en las que saltas de misil en misil para alcanzar helicópteros, ni siquiera por lo desarrollados psicológicamente que están los personajes y los temas que tratan muchas veces, la razón real de mi recomendación es el desarrollo del argumento de "ciencia ficción" que se transforma en una confrontación de moralidad tan real que da miedo. La transformación es gradual pero rápida, y el golpe final que acaba con la ficción del juego está en el discurso anterior a la última batalla, del que no os voy a contar nada, por supuesto, pero en el que encontramos frases que hemos escuchado recientemente en las noticias como "I'll make America great again". En ese momento (cuidado que eso es un fragmento del discurso) en el que se me heló la sangre comprendí cómo de especial es este juego. Sin lugar a dudas, el jefe final de este juego es al que más miedo le he tenido nunca, y la razón es porque es real y, por desgracia, existe. Hay detalles en los juegos que jugamos que se olvidan con el tiempo, yo tengo claro que esa batalla no la olvidaré jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red