viernes, 29 de mayo de 2015

BASTION -PC review-


No pensé que me lo pasaría tan pronto, pero eso son buenas noticias para mi blog y malas para mi TFG. Nah, en realidad tengo el TFG casi acabado, así que hoy toca reseña de este juego.


BASTION es un juego de acción de SUPERGIANT GAMES, sacado en 2011 para Steam, donde se puede adquirir por 10,99€, aunque yo lo pillé de rebajas, galardonado con varios premios que lo han catapultado a otras plataformas.

Argumentalmente te sitúa en un mundo que acaba de pasar por una especie de apocalipsis llamado Calamity, por lo que está completamente destruido y fragmentado, y el protagonista sin nombre ha logrado sobrevivir de alguna manera. La aventura comienza, pues, cuando el crío se encuentra con otro superviviente, un viejo que narra toda la historia, y juntos deciden reconstruir aquello que ha sido destruido. Para lograrlo, el crío deberá reunir los fragmentos del núcleo de Bastion, el lugar donde viven, que se encuentra repartido por diferentes lugares, en los cuales, también, encontrará un par de supervivientes más. Pero todo cambia cuando nuestro protagonista encuentra un diario en el que está escrito el origen y verdadero motivo de la Calamity.

La jugabilidad es bastante sencilla y se acomoda al jugador. El sistema funciona de manera que tu vas a una zona del mapa con sus enemigos a buscar el fragmento del núcleo, y cada fragmento que traes a Bastion te permite construir y upgradear distintos establecimientos, haciendo del Bastion completo un menú, pues, en la destilería, por ejemplo, por cada nivel que subes puedes elegir un licor que puede desde aumentar tus puntos de vida máximos hasta salvarte de un golpe fatal; o en el arsenal puedes cambiar de armas y técnica, ya que durante los stages también irás encontrando nuevas armas. Luego podemos canjear cristales que iremos encontrando por items que podemos utilizar para hacer nuestras armas a nuestro gusto, escogiendo en cada nivel de mejoría entre dos opciones. Finalmente tenemos un apartado con pequeños retos por los cuales seremos recompensados y un altar para rezar a los dioses, quienes nos pondrán las cosas más difíciles.
¡SORPRESA! ¡MOMENTO DE ELEGIR!
Durante nuestra aventura, como antes he comenzado a decir, tendremos un narrador permanente que nos irá explicando el contexto de la historia y lo que sucede a medida que avancemos. Al principio me pareció algo extraño, pero resulta ser una voz agradable por lo que no es problema al principio, hasta que se pone a hablar mientras tienes enemigos por todos lados y no puedes enterarte bien de qué diablos te está contando.
Por otro lado, la linealidad del juego (no sé muy bien cómo decirlo) se rompe casi al final, que en el último stage se te introduce la posibilidad de saltar y la posibilidad de escoger entre dos opciones diferentes, dos veces, que quizás te viene muy repentinamente para ser el final.

La dificultad es gradual, y conforme avance la historia los enemigos se irán haciendo más poderosos, pero nunca llega a un nivel endiablado, aunque tenemos varias opciones de dificultad para aquellos a quienes les gustan los retos. Varias de las zonas cuentan con un boss, como de costumbre, pero no todas, al igual que no en todas las zonas conseguiremos el fragmento que hemos ido a buscar. Y no puedo olvidar decir que las zonas no son rejugables, tan sólo las de entrenamiento de armas.
Se trata, además, de un juego corto, que en 8 horas te lo has pasado, pero que cuenta con dos finales distintos que dependen de tu última decisión.


El arte del juego es espectacular y la razón por la cual me lo compré. Las ilustraciones del concept art fueron un flechazo para mí, un amor a primera vista, tanto que busqué a la artista y ahora la sigo en DA. Dejando a parte la maestría técnica de esta mujer, los gráficos le son fieles al concepto, y especialmente en términos de color. Son colores muy agradables y armónicos que funcionan bien con unos pocos contrastes y gráficos que parecen más bien dibujados, haciendo de todos los screens bonitas ilustraciones de ambientaciones. Y, todo hay que decirlo, es muy bonito cómo el mapa se construye a medida que vas avanzando delante de ti.

La música también es algo a tener en cuenta. Está cuidada para animar al jugador a explorar estos pequeños munditos fragmentados con sus enemigos esperándote. Si debo citar los mejores temas, Terminal March es mi favorito, y luego tenemos, por ejemplo, From Wharf to Wilds, muy bueno, y un par de vocales que llaman la atención entre tanta acústica, pero el tema estrella es A Proper Story.
No os pongo links porque aquí abajo dejo la playlist para BandCamp, con el tema estrella.


Oh, ya sólo queda mi opinión.
El BASTION me ha gustado mucho. No me lo esperaba así exactamente, pero he disfrutado bastante con esta joya, porque no es un juego pesado, para nada, y ni largo ni tan corto, para lo que es la historia y cómo se cuenta, tiene la duración perfecta. Lo que más me ha gustado de la jugabilidad ha sido el sistema de las armas, de poder elegir yo qué arma coger entre todas las que había reunido y mejorarlas para hacerlas más eficaces y a mi gusto. Su dificultad gradual lo hace apto para todo el público, incluso para quienes lo prefieran más complicado, ya que hay varias maneras de complicarte la vida, y resulta ser una delicia de juego que da ganas de rejugarlo unas cuantas veces.
¿Te hace una buena aventura?

Mis armas favoritas, una técnica que luego cambié, y calzoncillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red