domingo, 15 de noviembre de 2015

Cómo quitar esa asquerosa mostosidad de algunas figuras


Como de costumbre, cuanto más trabajo tengo, más me apetece escribir en mi blog, y lo cierto es que hacía tiempo que quería hablar sobre este tema en concreto que me afecta desde hace tiempo.

Puoj, Jade, pls
 Con poco que estés metido en el mundo del coleccionismo de figuras de anime/manga/videojuegos japoneses, aprendes pronto sobre marcas y materiales, a diferenciar calidades y a apostar por ciertos acabados. Con unos años de experiencia sabes qué figuras corren un alto riesgo de desestabilizarse con el paso del tiempo, o a qué figuras les va a afectar peor el calor del veranillo, que justo en España hay días que no son de broma. Y precisamente esto último fue de lo primero que aprendí yo.

Entonces yo era una joven iniciada en el coleccionismo que vivía feliz ignorando que las falsificaciones existían, y con el hype del Tales of Phantasia, lo más de lo más para mí cuando tenía 14 años, adquirí poco a poco la colección de gashapon del Tales of the Abyss en mi tienda local especializada.
El gashapon del Tales of the Abyss lo llevó a cabo Kotobukiya, al igual que el de los otros videojuegos de la saga, pero algo diferente hicieron en su fabricación, porque poco tardaron en comenzar a "sudar" y volverse asquerosamente pringosas, cosa que sucedía en menor medida con el gashapon del Symphonia y que no sucedió jamás en el del Vesperia.

Poco tuve que investigar para dar con más personas a las que les sucedía lo mismo y que también buscaban solución, porque, por más bien cuidado en detalles que estuviera a pesar de ser un gashapon, daba un asquete impresionante. El motivo era bien sencillo: Para su fabricación se había mezclado con el PVC un plastificante que haría en material más flexible, pero que con el tiempo se evaporiza dejando las figuras en este pésimo estado. Pero eso generalmente ocurre cuando las figuras están guardadas mucho tiempo en sus cajas con sus embalajes, y mi gashapon siempre estuvo expuesto D''':

Desesperada y sin encontrar respuesta, el tiempo fue pasando y nunca encontré ninguna solución permanente, pues hice varias pruebas con algodón, pero la mostosidad siempre volvía y nunca se acababa de ir.

Limpiando el traje D:<
Casualidades del destino me hicieron encontrar hace unos meses un post en mi foro habitual de una persona que había hallado la solución, y que era más fácil que la que otras páginas sugerían. Simplemente, este usuario había frotado la figurita con un trapo seco hasta que el pringue había desaparecido, y no le volvió a salir. Sin nada que perder, cogí a mi más preciado gashapon, el Fon Master Ion, el único que a pesar de su estado seguía expuesto en mi estantería, y le dí una oportunidad. Con mucho cuidado froté con fuerza con un trapo sintético bien fino (en realidad era un trozo de una camisa vieja de mi papá con la cual se habían hecho trapos) hasta en los rincones más difíciles que podía alcanzar, y lo dejé en su lugar de siempre en la estantería. Las semanas pararon y el Fon Master seguía limpio. Era un milagro.

LIMPIO! :D
Unos dos meses habrán pasado ya de esto, y decidí probar con el gashapon de Jade y hacerle fotos del proceso para documentarlo. Al igual que el Fon Master, Jade lleva ya un tiempo expuesto sin que vuelva la mostosidad, y mira que el pobre estaba guarro. Por desgracia mi cámara del móvil ya no es lo que era y mi habitación es más bien oscura, por lo que las fotos no han salido tan bien como esperaba, pero se nota la diferencia en los brillos del gashapon, y parece que Jade limpio sonríe más (?)

Y esta es la anécdota :D
Y pensar que ha sido mucho más fácil de lo que yo imaginé. Porque leí sobre un montón de productos especiales para limpiarlas y un montón de follones, para que simplemente limpiándolas bien con un trapo sintético se recuperaran, así que estoy muy contenta. Y es que el cambio es impresionante, no parecen nuevas, pero ahora están en buen estado, que es lo más importante, y vuelven a lucirse en mis estantes con orgullo.

Hablando de esto, me estoy rejugando el Tales of the Abyss, pero ahora en la 2DS, así que seguramente será del próximo juego del que hable, porque me lo jugué hace 4 años y la diferencia mental de los 18 a los 22 es grande, así que haré una buena reseña como las que Dios manda, aunque probablemente escriba antes la reseña del Zafiro Alfa, que me lo pasé hace tiempo y llevo retrasando el post para pasarme la edición de GBA y comparar, pero la Élite es muerte.

Y eso por esta vez. ¡Hasta la próxima!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red