lunes, 13 de abril de 2015

Azure Striker GUNVOLT -3DS review-


Ahora sí. Ha llegado la hora de poder escribir sobre este juego que he estado esperando tanto y tanto tiempo a que sacaran en Europa, pero sobre el cual ya escribí una vez. Seguro que recordáis aquello, yo nunca olvido esas cosas, pero, no sólo acabó bien aquello, es momento de hablar del juego.
CLICK hacia la official page!
Oh, Yess, esa trenza y ese ombligo.
AZURE STRIKER GUNVOLT que salió hará ya tiempo en Japón para 3DS pero que no llegó a Europa hasta principios de mes, y que yo tardé dos días en pasarme, que se puede adquirir por 12,99€ en la eShop, por lo que, desgraciadamente, no tendremos este juegazo en edición física, algo que seguramente lloraré el resto de mis días.

Argumentalmente hablando, el juego se ambienta en un futuro en el cual ciertos humanos han comenzado a desarrollar poderes llamados "septima" que les permiten controlar elementos como el fuego o el rayo. A estos humanos se les llaman "adepts" y son temidos por el resto de la población, por lo que, detrás de un discurso vacío de paz impuesta, la organización Sumeragi se dedica a capturar a los adepts para realizar horribles experimentos con ellos a espaldas de la opinión pública... ¡Hasta ahora! Pues QUILL, una guerrilla formada por adepts, ha descubierto los sucios propósitos de Sumeragi, y se dedican a hacerles la vida todo lo imposible que puedan desbaratando sus planes. Y es aquí donde entra en acción nuestro jovencísimo protagonista de 14 añitos con trencita, Mr-I-AM-Electricity-Azure-Striker-Gunvolt, GV para abreviar, que resulta ser un adept rescatado que ahora trabaja para QUILL. El juego comienza con que GV tiene una misión: Destruir el programa que utiliza Sumeragi para crear una Pop Star Virtual y localizar con la resonancia de su voz a los adepts con los cuales experimentar. Todo va más o menos normal hasta que GV descubre que esta Pop Star no es más que una recreación mental de Joule, una adept creada en los laboratorios de Sumeragi, es entonces cuando GV siente empatía y decide secuestrarla para darle la vida normal que todos nos merecemos, o eso pretende intentar.
La cosa se complica y, aún habiendo dejado la guerrilla, GV tiene que aceptar las misiones de QUILL igualmente porque de algo tienen que comer, y, mientras GV se encuentra con tipets de lo más extraños, Sumeragi no pierde ni un momento en buscar a Joule... Por no decir que, tenemos en medio de todo esto a un personaje de lo más extraño llamado Copen, un extremista religioso perteneciente a una secta cuyo propósito es eliminar a todos los adepts...
Aunque parezca muy enrevesado, en 12 horas de partida te has pasado el juego completo varias veces, porque estos juegos vician y el nivel de dificultad de este en concreto no es ningún problema, pero ahora luego lo comento.




No es un megatrailer, pero vale para ver el gameplay sin spoilers

Hay diálogos en el juego que son muy buenos
Sobra decir que el juego es un side scrooling shooter heredero de mi tan querida saga Megaman, para ser más exactos, primo hermano de Megaman Zero, pero esto se veía venir teniendo en cuenta que detrás de todo se encuentra Keiji Inafune, quien rara vez hace algo diferente a Megaman. Con esto quiero decir que la jugabilidad es prácticamente la misma: Primero tenemos un intro stage y luego se desbloquean 6 stages con sus respectivos bosses que podremos jugar en el orden que prefiramos, al pasarnos la mitad de estos stages se desbloqueará un stage especial donde nos enfrentaremos al ya citado Copen. Al derrotarle continuaremos con los stages restantes que, al acabar, darán paso a los últimos 4 stages que, para ser aún más clásicos, uno de ellos será un Boss Run, es decir, todos los bosses anteriores seguidos. Finalmente tendremos el stage del Final Boss, que, dependiendo de si llevas equipado cierto item, constará de 2 o 4 batallas. Efectivamente, el juego cuenta con dos finales distintos.

También tenemos enemigos con carácter bien definidos.
Como iba diciendo, GV es un adept que puede controlar la electricidad, de manera que cuenta con dos ataques básicos, dispara con su pistola por una parte, y por otra electrocuta a los enemigos a los que ha disparado, de esta manera puede destruir varios enemigos al mismo tiempo, haciendo combo que se va acumulando y que se tiene en cuenta luego, pues, al acabar cualquier stage se evalúa al jugador dependiendo de este combo, el daño que haya recibido y el tiempo que ha tardado en acabar el stage. De esta manera, todos los stages son rejugables en cualquier momento, lo cual es un puntazo, y en esto es donde reside la verdadera dificultad del juego, sacar una S+, es decir, no damage run. Por otro lado también encontramos pequeños retos que al ser superados se te recompensará con items o dinero, ya que con ellos puedes crear nuevas armas y equipamiento. Por otra parte, GV irá subiendo de nivel y aprendiendo nuevos ataques especiales. Tal y como he dicho antes, la dificultad en este juego no es ningún problema, es más GV cuenta con infinitas vidas, por lo que al ser derrotado, la partida se reinicia en el último checkpoint, muy beginner-friendly. Aún siendo los stages cosa fácil, encontramos a unos bosses con interesantes ataques muy estratégicos, algunos de ellos prácticamente imposibles de esquivar, aunque con un par de combates, estando atento descubres con facilidad los patrones. Además, contamos con la ayuda de Lumen, la Pop Star que cantará para resucitarnos en alguna ocasión.

Algo que falla, quizás, es la prácticamente nula interacción que existe con los NPC. Es decir, en el trailer, por ejemplo, te presenta que en QUILL hay tres personajes además de GV, pues dos de ellos no tienen sprites. Aparecen sus avatares en un par de conversaciones y en una ilustración. Punto. Y es algo que he echado de menos, pero se debe a que no existe un "mapa". Ya que me ponen en bandeja de oro la comparación, allá voy: Así como en Megaman ZX existía un mapa completo en el que encontrabas NPCs que se iba desbloqueando a medida que entrabas en las zonas, o en Megaman Zero estaba la Resistencia a la cual siempre volvías después de cada misión, Azure Striker Gunvolt carece de ello volviendo al sistema de elección básico de stages, más parecido a los primeros juegos de Megaman, en el que pareces estar tú forever alone y los enemigos. Aún así, en la pantalla de selección de stage puedes abrir el menú donde tienes la opción de hablar con Joule.

Megamegamegamemega.
Sobra decir que estéticamente ha sido diseñado para atraer un público juvenil concreto, motivo que justifica su poca dificultad, cosa que por una parte comprendo y que por otra me irrita desde el punto de vista que, cuando llego a un Final Boss, yo espero una batalla legendaria, y en este caso...
Luego, encontramos unos gráficos de gamas tonales apagadas para los fondos y de gamas un pelín más brillantes para los personajes, dejando los colores más contrastados para los ataques, de manera que la lectura de la imagen es clara y precisa, lo que ayuda, de nuevo, a prevenir ciertos golpes.

En cuanto a la música, por un lado tenemos las vocales al más puro estilo J-pop, y por otro lado tenemos la soundtrack que en el primerísimo momento en que comenzó supe con total seguridad que la había compuesto Ippo Yamada, a quién ya adoré en su momento por su excelentísimo trabajo en la saga de Zero. Con ritmos muy similares, esta vez la ost pasa un poco más desapercibida, probablemente por que las vocales se han hecho para destacar, aún así, a mi entrenado oído poco le pasa por alto, por lo que puedo citar muy buenas tracks, como Released Thunder, cuando GV es presentado y comienza su misión, al igual que Infiltration, el tema del intro stage (que luego resulta ser remixeado para el verdadero Final Boss), que pisa fuerte, o Sumeragi's Enforcers, con claras reminiscencias a Megaman Zero. Today's Contract también me llamó mucho la atención, con esas notas tristonas que resaltan sobre esa persusión sorda. Y, para nombrar temas de stages concretos, Subaquatic Militar Base y Kaleidoscape son los temazos. Y el tema estrella es sin lugar a dudas Idolatry, antes de la batalla contra el pseudo Final Boss, cuya esplendor comienza a los 38 segundos, mezclando esa esencia de Zero con una escalera de notas obsesivas que a veces encontramos en las composiciones de órgano y que te hace pensar que te vas a enfrentar a alguien que cree ser un dios, aunque luego la batalla no sea tan épica como esperaba. Finalmente The End of the Long Night, el tema de la escena final, lleno de amargura, pero al mismo tiempo con unas notas de esperanza.

Los ataques especiales se presentan con una imagen de transición muy chuli y unas palabrejas sacadas de libros de brujería.

OMG, creo que he logrado decirlo todo, por lo que sólo falta mi opinión:
¿Era esto lo que yo esperaba de este juego? Pues aunque estoy bastante conforme con el juego, que he jugado cada stage varias veces, que me pasé en un par de días porque me vicié, debo decir que hay algo que le falta. Hay algo que ha faltado, y por eso no es legendario. Pero, ¿qué es? Pues el problema es que mientras iba jugando no podía evitar compararlo con Megaman, la saga de Zero, especialmente, y si que puedo decir el motivo de esto: Los enemigos de los stages son los mismos. Les han cambiado el aspecto, pero el script es el mismo, yo ya sabía cómo iban a actuar, y eso me ha decepcionado un poco. Sin embargo, las batallas contra los bosses se disfrutan, mucho, tienen ataques muy interesantes y dinámicos, algunos más fáciles de esquivar y otros que te hacen pensar. Y ciertamente, el Final Boss prometía bastante, especialmente en su segunda forma(spoiler!), que incluso su ataque especial era digno de su personaje, pero me pareció una batalla algo estática o me la esperaba con más presión, pero volvemos al mismo tema de antes. Quizás me ha resultado demasiado fácil.
Por otra parte, el argumento queda incompleto, por ejemplo, el motivo por el cual Copen quiere acabar con los adepts y quién es "su padre" no se desvela en ningún momento, y te deja aún peor porque en sus últimos diálogos te hace entender cosas raras; y luego, luego está Nova, el pseudo Final Boss, quien supuestamente está de cabeza en la organización de Sumeragi que realiza experimentos con los adepts cuando... ÉL TAMBIÉN LO ES. WTF. O hay algo que he olvidado o esto no me cuadra. Porque encima al final te recrimina que como le has derrotado ahora el mundo de los humanos está en peligro porque los adepts acabarán con ellos, pero es que, ¡que él también es un adept! Aunque aún más confusa es su preciosa voz, demasiado tierna para alguien que cree ser el emperador del mundo, lo cual me hizo recordar automáticamente a Copy X, quien también tenía una voz muy dulce... Pero vuelvo a decir que no son comparables en ningún sentido. Y luego, el verdadero Final Boss, con sinceridad, no sólo se veía desde el stage anterior, sino que parece ser que se les ocurrió en el último momento. Y lamento mucho esto. Creo que el problema que ha tenido es que no ha sido narrado correctamente, probablemente por la falta de interacción con NPCs que he citado antes. ¡Y! No citemos que hay un boss contra el que no luchas, y su batalla prometía ser sublime.

OBVIAMENTE, dejando ese final ácido, que si fuera por mí podría haber acabado así perfectamente, ya ha sido anunciada una segunda parte. Probablemente, si hubiera sido narrado mejor y no se hubiera dejado el tema de Copen en el aire, el juego con ese final de héroe traicionado y derrotado por sí mismo hubiera sido bastante espectacular y no necesitaría segunda parte. Pero no ha sido así.
Habiendo criticado de esta manera el juego, debo dejar claro que me ha gustado bastante. Pero como soy rara critico todos los juegos que me gustan. Tiene sus pros y sus contras, por un lado tener infinitas vidas y reanudar el stage desde el último checkpoint es un puntazo, algo que los principiantes necesitan, pero por otro lado, a mi me lo ha hecho demasiado fácil. Excepto el stage del Boss Run, que era algo loco. Sin lugar a dudas, Azure Striker Gunvolt es un juego que van a disfrutar tanto primerizos en el género como veteranos cuya meta sea sacar la máxima puntuación en los stages.
Podría seguir hablando, pero creo que sólo falta recomendarlo a aquellos jugadores que busquen un juego algo diferente a lo que está ahora en venta, y que, además, arrastra consigo una gran herencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red