lunes, 25 de agosto de 2014

FREE! Eternal Summer episode 8 -Esos ojos azules contemplaron, ciertamente, el final del mundo, y se volvieron morados de dolor-


A medida que entreno varios equipos Pokémon con el único objetivo de lograr reunir a los mejores, va avanzando esta serie hasta el punto de que, queridos lectores, ya estamos en el episodio 8 de 12 (o 13, nunca lo tengo claro).


Pero no nos enrollemos que yo podría estar eternamente hablando de mi Pokemon Team, especialmente de mi Angelo, que es la estrella y el líder innato. Y, sí, se llama Angelo por razones obvias.
Ehem, ehem.
El episodio de hoy ha sido un poco extraño, porque Haru-chan parecía algo enfadado con Makoto-chan, pero, puesto a que pocas veces cambia su expresión facial, nunca lo sabremos del cierto. Aunque la verdad es que parecía realmente molesto con el nuevo personaje que más adelante presentaré.

Comencemos, sin embargo, desde el principio, en que Makoto-chan se pasa para ver al entrenador, del cual he vuelto a olvidar su nombre a pesar de haber prestado especial atención esta vez, pues necesitaban de su sabio consejo para mejorar su tiempos para la próxima competición. Pero en vez de eso, Makoto-chan acaba comprometiéndose a ayudarle con el trabajo hasta el punto de ser... EL NUEVO ENTRENADOR.
Esos críos, no sabrán apreciar la suerte que han tenido hasta más adelante, pero, entonces, ya será demasiado tarde. Es lo que tiene la vida.
Los compañeros del Club de Sirenas al principio dudan de que Makoto-chan pueda llevar estas clases y su entrenamiento a la par, pero como parece estar seguro de sus capacidades y cada uno ya tiene sus problemas particulares, pues lo dejan estar.
Pero, justo en ese momento, Haru-chan tiene un extraño presentimiento relacionado con el número 5. Por desgracia, aún no os puedo contar qué es lo que presintió, puesto a que ni el mismo Haru-chan sabe qué es exactamente eso que notó, pero os digo ya que está directamente relacionado con lo que pueda suceder en los próximos episodios, que si hacen un total de trece... Falta cinco exactos!
Y si hacen un total de doce, bueno, pues, hacen cinco exactos igualmente!

Mientras tanto, en el Club de Tibus, Sousuke-kun se encuentra extraño y decide ayudar a Nitori-kun, quien del estrés y tanto entrenamiento estaba comenzando a deformarse y a perder momentáneamente la peca. Está bastante caritativo con Nitori-kun, últimamente...

Dónde tengo que apuntarme?
LA PROFECÍA I'VE SAID
"El cansancio te está arruinando la forma, ¡Fíjate que a veces te desaparece la peca!"
"Podría estar escribiendo mi diario de rencor, jugando al Megaman X3 o simplemente dormir, pero he decidido que voy a entrenarte porque algún día serás alguien muy grande y yo quiero créditos"
Pero eso no es demasiado importante en el episodio de hoy. Ni si quiera que Rin-kun le haya comprado un helado a Nitori-kun y haya dejado que se derritiera sobre su toalla.
Lo importante es Hayato-chan, una criaturita perteneciente al tan reducido grupo de alumnosde Makoto-chan. Obviamente, no sólo resalta del ya citado grupo por sus rasgos físicos claramente no japoneses e inequívocos puntos que nos indican que probablemente también tenga una vida en algún universo paralelo; también destaca porque a pesar de estar en un club de natación, nuestro pequeño Hayato-chan odia nadar.
¿Cómo es eso? Os preguntaréis, puesto a que si tienes un trauma con algún deporte, lo normal no es precisamente que tus padres te apunten a actividades extra-escolares relacionadas con ello. Pues en seguida sale la respuesta a la luz pero, antes, entra en escena el nuevo personaje, a quien, por cierto, me da la sensación que no tendremos el gusto de ver demasiadas veces más.
Kisumi, se llama.
Y tiene una historia.
Kisumi resulta ser un compañero de instituto de Makoto-chan y Haru-chan. Uno de tantos personajes de los cuales no se habla hasta el momento en cuestión, motivo por el cual adivino que no tendrá demasiado protagonismo, a pesar de su atractiva apariencia. Por lo que he podido desvelar de las imágenes estáticas de los recuerdos aparentemente no muy agradables de Haru-chan, Kisumi en sus tiempos de rebelde se dedicaba a tontear con extrañas intenciones a nuestra pareja: pues su objetivo principal era claramente Makoto-chan, pero no dudaba en tirarle los trastos a Haru-chan si se le presentaba la ocasión. Extraño sujeto. ¿Hace falta guardarle rencor? Os preguntaréis, en absoluto, pues, si quedan cinco episodios para que se acabe, no creo que salga más que en un par, si acaso... Además, parece que sus tiempos de rebeldía ya pasaron, o yo no interpreté ningún tipo de posible ataque en contra de la OTP de este anime.
Pero, como todo personaje en este blog, Kisumi tiene una historia... Porque Kisumi es en realidad el Hayato-chan del futuro. Tal y como lo habéis leído.
Aunque no es de extrañar llegar a esta conclusión, pues su parecido es tan asombroso que da miedo.
¿Qué llevó a Hayato-chan, ahora Kisumi, a desaparecer de su tiempo presente para renacer en el pasado como su propio hermano mayor? Es algo complicado y, aunque parezca mentira, no relacionado con ninguna secta. Hayato-chan tiene una misión: Proteger el planeta Tierra de las Fuerzas Invasoras.

En el año 20XX, el planeta Tierra se verá amenazado por unas desconocidas Fuerzas Invasoras Alienígenas (FIA) y  sólo Hayato-chan, entonces el estudiante más brillante de la academia de Cadetes Espaciales, con sus extraordinarias habilidades en el campo de batalla, tanto a distancia como de cuerpo a cuerpo, es capaz de hacerles frente. Cualquiera pensaría que suena muy loco, Hayato-chan sólo ante los millares de naves que cruzan en llamas la estratosfera, pero, Hayato-chan, con todos sus conocimientos, estaba física y mentalmente preparado para ello, por lo que construyó el arma definitiva: Un potente cañón láser llamado "KISSME" que funciona con luz solar con el cual simplemente debería apuntar a un par de motores de estas naves para producir una gran explosión que acabaran con todas ellas... Lo que no pensó Hayato-chan fue que la barrera anti-partículas no sería lo suficientemente fuerte como para proteger el mismísimo planeta, transformándolo de esta manera en un infierno real, con la tierra en llamas y sin dejar tan siquiera una pequeña parcela de hierba verde. Tanto calor, en cuestión de segundos, derritió los polos causando una inevitable inundación que... Bueno, es que Hayato-chan no se quedó a ver el final, pues ya estaba maldiciéndose cuando recordó la máquina demo de los viajes en el tiempo.
Si tan sólo pudiera viajar al pasado para entrenarse así mismo desde el principio, advertirse de este tan terrorífico pero real futuro... Y es así cómo volvió al pasado y, haciéndose pasar por su propio hermano mayor bajo el nombre de Kisumi, comenzó dicho entrenamiento.

Pero todos cometemos errores, y cuando Kisumi intentó que Hayato-chan aprendiera a nadar tirándole de un barco al mar, pues le causó un trauma. Como comprenderéis, Kisumi pensó que apuntándole a clases de natación podría superar este pequeño trauma, y es de esa manera cómo Hayato-chan, que detesta la natación, se encuentra en un Club.

Mirad cómo llora que sus lágrima se han imprimido sobre su camiseta.
"No te estoy intentando robar el novio, pero sí"
"Quizás, y sólo probablemente, sea mi culpa que Hayato-chan tenga miedo al agua, ya que le tiré del barco de un empujón de esos que hacen historia pero... No se puede ingresar en la Academia de Cadetes Espaciales sin saber nadar!"
"Oh! Esto me trae recuerdos de aquellos días de instituto"
"A mi también, y no son agradables."
Makoto-chan, engañado de la misma manera que Kisumi engañó a sus propios padres, más o menos, cree del cierto que todo fue un accidente, y se compromete de todo corazón a lograr que Hayato-chan supere este trauma.
Intenta que los compis del Club de las Sirenas le aconsejen, pero no sacan demasiadas cosas en claro, así que, Haru-chan le sugiere que lo haga a su manera.
El resto del episodio no sería un misterio si no fuera por el hecho de que Hayato-chan logra ver las nubes mirando el techo de la piscina cubierta, hecho al cual, por más extraño que parezca, aún no le he encontrado explicación alguna.
Después de esto, para ser breve, el entrenador le dice a Makoto-chan que prefiere contratar legalmente a un profesor de natación con título, y le despide.
Así que, después del último día de Makoto-chan como profesor, en el que podemos apreciar que se queda con ganas de más, por lo cual no me extrañaría que Makoto-chan acabara de esa manera, Kisumi aparece para, por fin, decir lo verdaderamente importante del episodio: Sousuke tiene una lesión en el hombro.

UNHOLY CRAP CÓMO ES QUE VEO EL CIELO SI ESTOY EN UNA PISCINA CUBIERTA?!
"Lo siento, Makoto-chan, pero tengo que ser legal y tu no tienes contrato: A la calle."
Cómo mantener las distancias -una guía rápida, fácil y sencilla- escrito por Haru-chan
"Entonces a Sousuke-kun se le ha curado el hombro? Pensé que de la paliza que le pegué ya no volvería a poder mover el brazo :D "

Y es así cómo acaba este episodio.
Un episodio sin más información útil que la última frase, pero con un shota que alucina nubes.
Y, como de costumbre, aunque esta vez sin dejar de pensar en mis Pokémon, me vienen a la cabeza muchas estupipreguntas -que han tardado mucho en llegar porque se me han hecholas ocho de la tarde pensando en ello- como... ¿Qué diablos es ese drama tan chungo que se nos presenta para el próximo episodio? ¿Será Sousuke-kun tan rastrero de envenenar la mente de Haru-chan con sus asquerosas ofensas? Un escupitajo a la cara se merecen esa clase de personas. ¿Realmente Makoto-chan acabará siendo profe en una piscina pública? ¿Es cosa mía o el pájaro que se asemeja a Iwatobi-kun no ha aparecido en este episodio? ¿Volveremos a ver a Kisumi? ¿O sólo ha sido una aparición estelar de la cual no quedará más que el recuerdo? Y lágrimas, muchas lágrimas.

Sin nada más que muchas ganas de seguir con la Liga por tercera vez y con mi nuevo equipo, me despido hasta el próximo post.
Que, por cierto, esta semana no postearé en Domingo. Me aseguraré de hacerlo o bien Viernes o bien Sábado porque debo realizar un sacrificio en nombre de la amistad e ir a la asquerosa playa que no me trae demasiados buenos recuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red