jueves, 16 de enero de 2014

MEGAMAN ZERO COLLECTION NDS game review


Un vacío existencial incomoda mi corazón desde el mediodía del día 11 de Enero, porque acabé este juego del cual os voy a hablar ahora entre lamentos de nostalgia. Os voy a hablar del que me parece que será para siempre mi juego favorito de NDS: MEGAMAN ZERO COLLECTION.


Efectivamente, esta edición de NDS, publicada originalmente en 2010 por CAPCOM, se trata de una recopilación de los cuatro juegos de la saga de Megaman Zero, originalmente publicados para GBA, el primero de ellos en 2002.
La saga de Megaman Zero se sitúa cronológicamente 100 años después del final de Megaman X6, momento en que Zero es sellado para ser analizado porque sospecha que está contaminado.

Así, la aventura comienza cuando Ciel, una científica humana, despierta a Zero suplicándole ayuda, pues desde que Neo Arcadia, la ciudad utópica de los humanos, es gobernada por Master X que ha comenzado un genocidio de Reploids: pues se piensa que la gran mayoría están contaminados y son Mavericks.
Sin ningún recuerdo, Zero creerá que es el Reploid legendario porque todos lo dicen, y saldrá a defender a sus compañeros de la Resistencia, en un principio para poder huir de Neo Arcadia y fabricar un combustible sustituto a la energía que consumen para poder solucionar el conflicto real que empuja a Master X a eliminarles.
Pero eso sólo es el primer juego, pues tras derrotar a Master X, quien en realidad no es más que una copia de X, lo único que Zero recuerda, se desencadena una serie de problemas, cada uno más grave que el anterior, que sólo Zero podrá detener, de algún modo, aún con los giros inesperados que da la historia en ciertos momentos determinados, pero que, naturalmente, no os contaré.

Esta edición incluye dos modos de juego distintos: Por una parte, puedes seleccionar el juego individual que quieres jugar, y por otra parte encontramos el Easy Scenario, un sistema amigo del jugador principiante que ejecuta los cuatro juegos seguidos uno detrás de otro aumentando la dificultad poco a poco. Yo lo jugué en Easy Scenerio -no sé porqué, después del Maverick Hunter X el ZX me pareció muy chupao- y comprobé este tema de la dificultad, así como en el primer juego al comenzarlo ya tienes los cuatro subtanques y el nivel máximo de HP e intentos ilimitados, en el segundo juego ya sólo tienes dos subtanques y las armas no las tienes tan potenciadas, y en el tercero se prescinde de intentos ilimitados dándote 9 vidas, y así sigue, aunque nunca debes preocuparte por la crianza de Cyberelfs, unas criaturas que te ayudarán en los momentos que más las necesites, ya sea dándote vida o salvándote de precipicios por los cuales nadie quiere caer pero...
La cuestión es que cada juego, como todo Megaman, tiene 8 jefes que derrotar, que se te presentan por misiones, más algún sub-jefe que te encuentras de cuando en cuando, y que deberás derrotar otra vez y todos seguidos en el último stage antes de encontrarte con el Final Boss, que tiene dos fases, exceptuando en el tercer juego, que tiene tres.

ZERO PLS

En cuanto a jugabilidad, el sistema sigue siendo un side-scrolling de gráficos 2D, en los cuales Zero deberá esquivar todo tipo de trampas preparadas en las plataformas y derrotar a todos los enemigos que se interpongan en su camino. Zero contará con varios tipos de armas que variarán dependiendo del juego, por ejemplo, en el primer juego contamos con el Triple Rod, pero ya no sale en ninguna ocasión más, al igual que la Chain Rod sólo está en el segundo, el Recoil Rod sólo es incluido en el tercer juego o el Zero Knuckle es exclusivo del cuarto. Pero Zero siempre cuenta con su Buster Shot y la Z-Saber que X le da en la introducción del primer juego. La potencia de las armas varía en función de cuánto las usas, al igual que sus atributos, es decir, cuantos más enemigos derrotes con el Shield Boomerang, más puntos de defensa le suben a Zero, y cuando más utilizas la Z-Saber, más potente se vuelve el ataque que realizas. Zero también cuenta con chips que incrementan sus valores a partir del segundo juego. Hay chips básicos, que le conceden poderes elementales a sus ataques que harán más fácil vencer a ciertos enemigos, que están desde el primer juego; pero luego hay chips que le permiten curarse mientras está quieto, hacer un doble salto, o evitan que se deslice por las paredes, por ejemplo.
Los controles son básicos, sin ninguna complicación, pero debo decir que el hecho de que para utilizar la segunda arma se tuviera que añadir R al botón de ataque me produjo ciertos dolores en las palmas de las manos, en especial la derecha...

Estéticamente, los gráficos evolucionan en el transcurso de los juegos, aunque los sprites no varíen demasiado, las profundidades y transiciones se ven claramente mejoradas del primer juego al último, aunque comparten una estética bien definida que, a pesar de esta evolución, comparte la misma esencia, como podéis ver a la izquierda un sprite del cuarto juego y a la derecha un sprite del primero.

En cuanto a la soundtrack, aunque se traten de cuatro juegos que reciclan algunos temas, estos varían, de esta manera, tenemos el maravilloso tema de Neo Arcadia que suena diferente en el primer juego y en el segundo. Incluso es reutilizado el Theme of Zero, original del Megaman X3, épico en ambas versiones y, junto a los temas de Neo Arcadia y Cannon Ball, canciones inolvidables, aunque no debo olvidar nombrar temas como I, 0 your fellow o For endless fight, cuya remasterización desborda la belleza a niveles acústicos, especialmente en el minuto 1:53.
En resumen, los temas de estos juegos son esos que cuando comienza la canción tu recuerdas en qué momento exacto del juego sucedió. Simplemente épicos, y en especial en su CD de remixes Remastered Tracks of Rockman Zero -Mythos-, en cuya carátula Zero sale desbordantemente atractivo.



Para finalizar, mi opinión:
No voy a mentiros, deseaba jugar a estos juegos desde hacía mucho, tal y como escribí en mi review del Megaman Maverick Hunter X, y no me han decepcionado en absoluto, es más, no tengo palabras para describir estos sentimientos de amor que siento y el orgullo que tengo de poder tener en la estantería su caja. Como he dicho al principio, no creo que ningún otro juego pueda hacer que baje de mi ranquing personal, es el mejor juego de la NDS que jamás jugaré. El vacío existencial de cuando me acabé la colección es inexplicable, porque me gustó tanto que Zero y yo éramos la misma persona (qué pillada estoy).
En particular, el juego que más me ha gustado ha sido el tercero, con ese Final Boss que no me esperaba, aunque ningún Final Boss lo he disfrutado tanto como Master X en el primer juego, a quien finalmente le cogí bastante cariño.
Este juego tiene un lugar muy especial en mi corazón, y sé que cuando lo vuelva a jugar me gustará tanto como ahora y me lo pasaré tan rápido que me volveré a poner a lloriquear al acabarlo.
Y mejor no digo nada más porque me puedo volver loca escribiendo y escribiendo sobre Zero y cuanto amo estos juegos, pero antes de callarme, citaré que el concept art es mucho más que hermoso.

Si nunca has jugado a un Megaman, con el sistema del Easy Scenario, éste podría ser tu primer título, además con la saga completa en un cartucho, que seguro que te deja momentos impactantes y batallas memorables, acompañados de una OST tan épica, porque sigo sosteniendo mi argumento de que todo gamer debe de haber, al menos, probado un juego de Megaman.

Y ahora, me despido por el momento, pero volveré para hablaros de un par de juegos de PC y un juego online, la semana que viene o eso. Y luego me acabaré el Megaman clásico, que estoy teniendo problemas con cierto individuo.
Jeronimo, Mike.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red