viernes, 7 de junio de 2013

KINGDOM HEARTS Birth By Sleep PSP review


Vaya pues, pensé en hablaros de algo cuando, durante el mediodía, acabé este juegazo: KINGDOM HEARTS BIRTH BY SLEEP, para PSP, y, como de costumbre, os voy a hablar de él.

Si no conocéis la saga del Kingdom Hearts, mucho os estáis perdiendo del mundo de los videojuegos, pero os lo resumiré: se trata de un gran culebrón de Square Enix con connotaciones melancólicas suavizadas con la magia de Disney, para no ponernos a llorar demasiado. Aunque el primer juego se lanzó hará ya años para PS2, el juego del cual os voy a escribir es la quinta entrega, pero que, trata la historia del origen. Anteriormente, jugué ya hace mucho tiempo el Kingdom Hearts Chain of Memories, para la GBA, por lo que cuando el Birth by Sleep fue anunciado para mi PSP, me puse muy contenta y fui corriendo a comprarlo... De segunda mano :D

Esta vez, el protagonista no es Sora, como de costumbre, es más, tenemos a tres personajes que nos proporcionarán tres visiones distintas de la misma historia, por lo que, será necesario jugar y guardar los tres archivos para desbloquear el episodio final. Estos son el pequeño Ventus y sus amigos Terra y Aqua, cada uno de ellos con técnicas diferentes para el combate, pues así como Terra potencia más los ataques físicos, Aqua es mucho mejor utilizando magia. Cada uno con sus pros y sus contras.

La historia comienza con que el pequeño Ven se encuentra en su corazón roto, pues le falta un buen cacho, por lo que no puede despertar. Entonces, oye una voz (no doblada) que le dice que pueden compartir un poquito de corazón, así, el de Ven se completa y logra volver a la vida.
Después de esta introducción, Ven está rechupi y sale a ver a sus amigos, quienes al día siguiente serán examinados para convertirse en Maestros de las Keyblade, todo de buen rollo y tal. Pero, durante el examen ocurre algo inesperado, y Terra y Aqua deben salir de misión a otros mundos para arreglar este problema que se multiplica al unirse Ven a la causa.
De este modo, mientras Terra sale para detener a Master Xehanort, Ven le sigue sin escuchar a nadie ni pensar en las consecuencias, y por último sale Aqua, cuya misión no sólo será la misma que Terra, también deberá vigilar que Terra no se deje llevar por la oscuridad que quiere apoderarse de su corazón y traer a casa a Ven, quien en realidad corre un grave peligro... Mientras tanto viajarán por distintos mundos, todos basados en películas de tu infancia de Disney, para ayudar a los personajes a llegar a un final feliz.
Una historia que para comprenderse del todo debería jugarse en ese orden: primero Terra, luego Ven, por último Aqua, ya que el episodio final también se juega con ella.


Las batallas de este juego son muy dinámicas y flexibles, pues, a pesar de que las batallas vayan con "comandos", estos pueden ser modificados al gusto del jugador, encontrando en cofres, comprando y hasta fusionando, habilidades ya sean mágicas como físicas. Los escenarios de batalla también son amplios y sin puntos ciegos, incluso sin fijar el objetivo en el enemigo puedes ver donde está. Y, el verdadero sentido de estos combates reside en combinar la defensa con los ataques junto con las habilidades extra, como saltos y volteretas. Unos combates muy vivos.

Los gráficos, por lo general, son bastante dulces, no tan realistas como en el opening, y, aún así, encajarlos con los gráficos de los personajes de Disney es... Duro, combinan bien poco, a mi parecer, pero el Kingdom Hearts sin el toque de Disney sería un culebrón Final Fantasy para ponerse a llorar, porque el final de este juego no es precisamente para tirar pétalos de flores y celebrar una fiesta. Los escenarios están muy bien compenetrados con los personajes, crean un ambiente de ensueño, realmente otro mundo.

La soundtrack de este juego también es maravillosa, los temas de los personajes son sus descripciones pasadas a melodía, suaves y algo tristes; los temas de los escenarios son bastante animados, al igual que en los combates; y cuando toca combate de BOSS serio, también te ponen en el lugar con la soundtrack.

Luego, el juego tiene mucho contenido extra, así como minijuegos muy entretenidos que podemos encontrar en el Disney Town, o el juego del tablero, donde además de pasar un rato entretenido, nuestras habilidades subirán de nivel.


En general, el ritmo del juego fluye bien, y el hecho de poder ver la historia desde tres perspectivas diferentes no se te hace repetitivo, para nada, pues cada personaje tendrá que hacer algo distinto, por ejemplo: en el mundo de Cenicienta, Terra debe acompañarla hasta el baile de palacio, mientras, anteriormente, Ven ha tenido que reunir el material para que los ratones le cosieran el vestido, y luego Aqua tendrá que recuperar la llave para ayudar a salir a Cenicienta del armario y llegar a tiempo para probarse el zapato. También, las experiencias de los tres personajes completan la historia, de manera que, al acabar la historia de Terra no sabes qué sucedió con Ven o Aqua, y al igual que al acabar la historia con Ven, no sabes el final de Terra si no te lo has jugado, o lo que pasa con la pobre Aqua. Bueno, yo adoro los juegos así, pienso que son mucho más interesantes.


A mi, personalmente, este juego me ha encantado. Además, es un juego que seguro volveré a jugar en el futuro, no como otros juegos (como el Tales of Destiny, nunca he llorado tanto por un personaje...), ya que también puedes elegir el nivel de dificultad, y si ya con el nivel normal las batallas son interesantes, con más dificultad podría flipar en colores.
La esencia del Kingdom Hearts desprende un sentimiento especial, como de, niños que luchan contra las adversidades del mundo por sus propios intereses y sin perder la inocencia, es algo muy especial que adoro. No es una saga que la tenga en un pedestal, pero, me gusta mucho, es de mis favoritas. Y, como se trata del juego que relata el origen de la historia, no es necesario haber jugado a las entregas anteriores, por lo que, si os podéis hacer con él, os aseguro que lo disfrutaréis.

Y eso, ahora que he logrado acabar este juego, que la última batalla  me fue muy heavy, ya puedo comenzar el Final Fantasy II, aunque, antes preferiría acabar mi Arc the Lad 2, que tampoco me debe quedar demasiado...
Bueno, espero que, si decidís jugar este juego, lo disfrutéis tanto como yo!
Jeronimo, Mike!

3 comentarios:

  1. A mí me gustó mucho el juego, en realidad es mi Kingdom Hearts favorito, aunque llamarlo precuela con todo lo que pasa me parece un tanto desacertado por parte de la compañía (no estoy segura de que si alguien se ha saltado todos los anteriores sea capaz de entenderlo todo, la verdad).

    Completamente de acuerdo con los combates, muy chulos y dinámicos. Personalmente quien más me gustó fue Aqua: Ventus era muy "estándar", y Terra era muy sencillo de usar, pero los tres son distintos e interesantes. La historia a ratos no me acababa de convencer, pero estuvo bien.

    ¿Tú instalaste el UMD? Porque yo no lo hice y me tragué unos tiempos de carga tremendos, entre vídeo y vídeo (o sea, cada 5 minutos) y hasta en medio de las batallas al hacer un hechizo. Un trago muy amargo en medio de tantas cosas buenas. Me lo prestaron pero, si sale en la segunda HD Collection que hagan de Kingdom Hearts, es posible que me la compre sólo por éste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, yo sospeché que podría morir esperando en los tiempos de carga e instalé el UMD. Me lo recomendó un amigo y hacerle caso fue un acierto, pero no pensé que incluso durante las batallas te pudiera suceder eso...

      A mi Aqua también me gustó mucho precisamente porque jugaba más con magia, aunque se me hiciera más difícil. Que Ven fuera más "estándar" lo hacía más adaptable a todo tipo de jugador.

      Eliminar
  2. Hola Aurora, estoy ampliando mi proyecto dedicado al anime y eres la persona que podía ser la que estaba buscando para encargarse de la pagina de noticias de anime. Escríbeme a atsushi@animemeeting.com.

    Att. Atsushi

    ResponderEliminar

Cute Spinning Flower Red