domingo, 4 de octubre de 2015

A Shimmering Beast -album review-


HE VUETLO. He vuelto porque estuve tres días pasándomelo pipa en el ILUSTRAFIC, donde tuve un montón de ideas y escuché conferencias muy interesantes que me dieron aún muchas más ideas, y al final me dibujaba encima de tantas cosas que se me ocurrían. Pero como las cosas buenas vienen en pequeñas cantidades, hasta de aquí a dos años no hay más.
Y, hablando de pequeñas cosas buenas, hoy os quiero hablar de algo que descubrí durante esos días, algo que, ahora mismo, es uno de mis pequeños tesoros.

Para nuestra sorpresa (bueno, en realidad todos habíamos leído el programa y no era ninguna sorpresa), uno de los ponentes invitados, Nicolas Burrows, además de un chico muy guapo y majo resultó ser compositor, y nos dedicó un pequeño concierto acapella con guitarra para cerrar el congreso. Fue uno de esos momentos mágicos en los que todo deja de existir excepto ese pequeño espacio en el que todos estábamos, sentados o de pie, escuchando atentamente al artista y maldiciendo a quién hiciera un mínimo ruido que interrumpiera nuestra concentración. Algo así. De aquello sólo quedan nuestros recuerdos grabados en nuestros corazones y algún fragmento grabado en vídeo.

Una vez finalizada su actuación, y tras unos segundos de confusión al retornar al mundo real, ayudada por mi compañera (porque me sentía demasiado pato como para tan siquiera acercarme a decirle al chico que me había gustado tanto su concierto) nos acercamos al mismo tiempo que un grupo de chicas algo más espabiladas que nosotras al artista, no sé muy bien con qué intención. La cuestión es que, al llegar a aquella esquina en la cual habían acorralado al pobre chico, reparamos en que vendía alguna de sus obras, entre las cuales se encontraba esta pequeña moneda que compré por 10€ y fotografié esta mañana para escribir este post.

Y es que es una moneda especial.
La moneda, limitada a 100 unidades, se encontraba curiosamente guardada en un pequeño sobre de papel acompañada de un pequeño librito con información sobre el álbum musical, sobre el cual cantó alguna canción, y un código de descarga para obtenerlo via BandCamp (mi plataforma favorita para escuchar música guay y descubrir artistas).
De manera que, en vez de publicar el EP en CD físico, se ha optado por esta alternativa, y transformarlo en un objeto más bien representativo, algo diferente.



El álbum está compuesto por cuatro canciones suaves y tranquilas, con notas muy dulces y despreocupadas que cuentan pequeñas historias que podéis escuchar en la playlist de aquí arriba, que os llevará a la página de BandCamp, donde podréis obtenerlo por un mínimo de 5,32€. Digo un mínimo porque recordad que en BandCamp el precio lo pone quien compra el producto a partir del mínimo que ha marcado el artista que vende.
Por otro lado, la página de BandCamp también ofrece la oportunidad de adquirir la emblemática moneda por 10,65€ más luego el envío.

Personalmente, le tengo mucho cariño a este álbum por dos motivos muy personales, primero porque me recuerda todo lo bien que me lo he pasado estos días y lo mucho que he aprendido, y luego por la moneda. Siempre estoy protestando y lamentando el hecho de que si este CD sólo está en descarga digital, o si este juego no ha salido en edición física, etc, es un tema muy común mío. Ojala tuviera todos los álbumes que tengo comprados via BandCamp en edición física para ponerlos en mi estante de CDs y admirar como una tonta cómo combinan los colores y ordenarlos de mil maneras, pero no es así (hasta que coja por grabarlos y montarlos yo misma, claro), pero este álbum, sí que tiene una edición física, no es un CD, pero por eso precisamente es especial. En vez de un CD tengo una pesada moneda resplandeciente que tendrá como 2,5 cm de diámetro que quiero enmarcar y no sé muy bien cómo hacerlo. Y qué bonita quedará cuando lo consiga y la ponga junto a Len, encima de los CDs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red