lunes, 18 de marzo de 2013

FFVII CRISIS CORE review

Pues vaya.
Hoy os vengo a hablar sobre un juego un tanto especial, un juego de esos en el que el protagonista debe madurar a base de duros golpes de la vida y enfrentarse a la cruel realidad, eso sí, sin olvidar sus sueños:


CRISIS CORE, o quizás "Abraza tus sueños y Ten honor" y "Un hombre no llora por si mismo, sino por sus camaradas", se trata del preludio para PSP de FINAL FANTASY VII, posiblemente el juego más conocido de la saga. Yo, personalmente, no he jugado el FFVII, pero no creo que sea necesario para poder disfrutar de este juego plenamente. Bueno, más que "disfrutarlo", yo diría "sentirlo" pues se trata de uno de los mayores dramoncios del mundo. El protagonista es Zack, un jovencito cuyo sueño es ser un héroe y que pertenece a SOLDADO, organización militar de Shinra, compañía eléctrica. Su tutor, Angeal, es su ídolo, y le admira exageradamente, pero, pronto se da cuenta de que detrás de Angeal, y en relación con Sephirot y Genesis, sus amigotes, hay algo que no acaba de estar bien... Intentando cumplir su sueño, Zack deberá afrontarse a la horrorosa verdad del Project Jenova que hay detrás de Shinra y SOLDADO y arreglar todos los marrones hechos por sus compañeros para salvar a sus amigos, proteger a Cloud y volver junto a su novia.


En cuanto a los personajes -más o menos-:
Zack Fair: Protagonista o tu. Zack comienza siendo un chico inocente cuyo único objetivo es ser un héroe, pero pronto se dará cuenta de lo que significa esto...
Angeal Hewley: Tutor de Zack, fruto de un experimento, al igual que sus amigos. Su espada es la materialización de sus sueños y honor, que llegado el momento, se la cederá a Zack.
Aerith: Chica que vive en una iglesia en la cual cultiva bonitas flores y de la que Zack se enamora. Ella siempre le espera.
Cloud Strife: Pequeño aprendiz de SOLDADO que admira a Zack exageradamente, y persona por la que deberás de hacer lo imposible para protegerlo de los acosadores que quieren hacer experimentos con él.
Sephirot: Clasificado como héroe y amigo de Angeal, Sephirot parece estar bien de la cabeza hasta que descubre sus origenes y el famoso Project Jenova... Por alguna razón, siempre he pensado que se ponía mucho rimel en las pestañas.
Genesis: Este tipo está muy pillado por unos poemas de un libro llamado LOVELESS. Pero muy muy pillado...

En cuanto a la jugabilidad del juego:
La historia está dividida por episodios, durante los cuales sucede algo sobre lo que Zack luego reflexiona profundamente. Advierto que esta división está hecha apropósito de que, entre un episodio y otro, a veces pasa algún tiempo interno, por ejemplo, creo recordar que al comenzar cierto episodio, Zack ya había ascendido a SOLDADO de 1ª Clase, y Cloud ya formaba parte de su brigada, cuando se había conocido en el episodio anterior, o eso. En realidad, el juego es bastante corto, te lo puedes pasar en 24 horas perfectamente, pero, claro, en ese tiempo desbloqueas más bien poco contenido útil, como las invocaciones.
Los gráficos cambian de calidad dependiendo de la escena, no son los mismos gráficos los de la partida que los gráficos de screen que parecen tan reales y expresivos, aún así, este cambio no es doloroso, y es comprensible. La verdad es que si los gráficos de la partida fueran tan reales como los de vídeo, sería para ponerse a llorar de belleza, y transformaría el juego en una película. Al mismo tiempo, de un juego de PSP no se puede esperar tal nivel de acabado.
La soundtrack es algo por encima de todo. Es una música que comienza a sonar y ya sabes que es de este juego. Cuando insertas el UMD en la PSP y comienza esa melodía tan triste que te hiere el corazón, pero al mismo tiempo es tan hermosa:

El juego se podría resumir con esta melodía y con un "Abraza tus sueños y ten honor"

Para mi, lo mejor del juego es la soundtrack, indudablemente.
Los combates son también un tanto especiales.
Los combates son a tiempo real, más o menos, es decir, parece un combate a tiempo real pero dentro de su dinámica tiene muchos parones, pues, a medida que avanzamos la historia, se desbloquean los personajes que te salen en una especie de lotería, como podéis ver en la esquina de la pic del combate:

Linkeado el video de donde la he pillado

Cuando en la ruleta coinciden en las tres ranuras el mismo personaje, se ejecuta un ataque especial, al igual que, si en número coinciden tres 7, Zack sube de lv. Sí, subir de lv parece que valla por suerte... Los ataques especiales antes nombrados también suelen ir acompañados de bonus tanto como para los HP, PM, PH y alguna vez status especiales, como inmunidad o la no consumición de PM al realizar magia, interesante. También, durante la espera a que coincida la tercera ranura con el personaje correspondiente, muchas veces salen screens de escenas que parecen ser recuerdos de Zack, que, en el último momento del juego, se vuelven muy confusos...
La habilidades, por otro lado, se consiguen a partir de Materia, unos objetos que consigues durante las misiones y que algunos se pueden comprar, y que los fusionas entre ellos y con items, o no. Es decir, puedes obtener o comprar "Cura" pero mediante la fusión puedes convertirlo en "Cura+". El equipo, igual puedes comprarlo, pero, la mayor parte de los items se consiguen durante la aventura y las misiones.
Estas son equipadas en la barra inferior a la derecha, y para activarla debemos de seleccionarla con L o R. Parece engorroso, y lo es, pero es bastante fácil, ya que apretando "Circle" vuelves al ataque normal.
Comprar no es ningún problema, pues puedes realizar compras en cualquier lugar mediante el móvil de Zack! Lo que te ahorra preocupaciones, cómo si no tuvieras ya bastantes...
Guardar la partida tampoco supone un gran problema, pues por los mapas hay gran cantidad de puntos de guardado, en los cuales, a demás, puedes aceptar misiones que te ayudan a subir de lv y desbloquear las invocaciones especiales, muy aconsejable, por cierto, a mi me salvaron más de una vez. También se guarda la partida al acabar el episodio.


Después de esto, sólo me queda hablar de mi experiencia:
Cuando adquirí este juego, no había jugado ningún FF, en el sentido real de la palabra, es decir, cuando tenía 12 años, comencé el FFIV en su versión de GBA, pero, acostumbrada al Zelda de la N64, no me agradó en absoluto y comencé el Tales of Phantasia que, por el contrario, lo sigo amando. Sin embargo, a los 16-17 años, cuando compré el Crisis Core, yo ya era otra persona. Su música melancólica me atraía, al comenzarlo, sus gráficos me apabullaron, y, inocentemente, jugaba alegremente mientras me adentraba en lo que luego me daría cuenta que era uno de los grandes dramoncios. Al acabar el episodio dos, aproximadamente, me di cuenta como mi hermana me miraba con cierta curiosidad y le dejé probar. Lo que antes era nulo interés por el juego se transformó en una obsesión, y mi hermana no pudo dejar de jugar hasta acabarlo y llorar y llorar y seguir llorando. Naturalmente, me enteré de cómo acabó el juego. Seguí jugando, pero... Jugar y saber el final me hizo la partida muy muy dura y, al llegar a la última mazmorra, no pude más, y lo dejé.
Cuatro años después, Cloud seguía en mi cabeza pidiéndome ayuda, y este Viernes pasado, me di cuenta de que no podía seguir así. Me pasé la mazmorra, estuve tres días intentando zurrar a Genesis, hoy lo logré y el juego acabó tal y cómo imaginé. Y mi preparación mental para el final se vino abajo al volver a escuchar la voz de mi hijo Cloud, y al saber que Aerith había estado cuatro malditos años escribiéndole cartas a Zack, justo el tiempo que hacía que no jugaba el juego. E incluso me sentí culpable. Por eso he decidido que no pienso volver a dejar ningún juego a medias.
Perdóname, Zack, por haber tardado tanto.

Así, CRISIS CORE, FINAL FANTASY VII, es un juego especial de los que recuerdas para siempre precisamente por la historia dura y melancólica de un protagonista que acaba dedicando su vida a los demás, pero que, para los fans, para mi y para Cloud, consigue ser un héroe. Y, desde luego, una historia de reflexión continua sobre cómo de fuertes pueden llegar a ser las personas y de la importancia de tener un motivo para continuar.
Si te gusta llorar como un desesperado de impotencia viviendo una aventura de lucha constante por los sueños y el honor, este es tu juego.
Y continua en Final Fantasy VII!

2 comentarios:

  1. Yo me lo terminé tres veces en su día, sólo para volver a ver el final. Y sí, ya existía YouTube, pero yo qué sé xD.

    Bufff, qué hartón de llorar. Y si lo vuelvo a ver volvería a llorar. Uno de los finales más brutales, y el juego en sí también me pareció muy chulo.

    Y me encanta Zack, of course :P

    ResponderEliminar

Cute Spinning Flower Red