viernes, 23 de agosto de 2013

FREE! episode7 -El retorno de los peces anaranjados en el reino de las sombras del pasado-


Lamento el retraso, pero ayer tuve una crisis de amor con mi trabajo personal y me pasé el día dibujando, escuchando Daft Punk y mirando amapolas en el Google Images. Sinceramente, sobre este episodio encontré un photoset muy acertado que te resumía lo ocurrido en unas 5 imágenes, pero ahora mismo no lo encuentro, así que yo os explicaré lo que pasó:


Con 5 días para la famosa competición, a Gou-chan le parece que deberían contratar un entrenador. Aplausos, aplausos, aplausos: Es como si a cinco días de entregar un trabajo en la Universidad me pusiera a escribir el guión. Por fortuna no se tratará de un estupiepisodio en el cual busquen a tal individuo, pues Kyoani ya ha perdido suficiente tiempo en tonterías de relleno que podría haber evitado -os adelanto que viendo los últimos tres minutos del episodio ya no necesitas nada más, pero como yo soy como soy, lo haré interesante-.

Subió un tanto la calidad para relatar una pesadilla de Rin-kun con su padre, de quien os hablaré con mucho gusto un poco más adelante, en la cual apreciamos interesantes recursos. Bueno, en realidad lo único interesante estuvo lo del pez que se torrefactaba al sol de la tarde y que se multiplicaba en la sombra, reproduciéndose en muchos peces que le acosaban por estar encerrado en esa cárcel de plástico (o cristal, quién sabe) y el plano de medio segundo a la boca de Haru para enfatizar su frase favorita. El resto se logró con difuminados y colores de gama sepia. Una horrible pesadilla, casi tan horrible como cuando hace tres días soñé que yo era un puñetero puzzle, y todo porque no puedo superar el lv 27(creo) del Where's my Heart?. Horrible, lo veía todo a cuadros y nunca me alegré tanto de haberme despertado temprano; pero nada que no arregle un lavado de cara con agua fresca del grifo.
Luego, el shota de Rin-kun, quien creo recordar que se llama Nitori (Nitori-kun?) se disgustó tremendamente porque se dio cuenta del obstáculo que representa Haru-chan en su relación con su novio olímpico.
Entre tanto, nuestros nadadores se divertían haciendo plegarias a su respectivo dios  no compasivo, quien se manisfestó para perseguir a Rei, quien no olvidemos que es su sacrificio.

Rin-kun uniceja, una pesadilla horrible, como ya dije.
Nope, sólo estaba sudando las sábanas.
BRAVO por quien tomara la foto de Rei-chan, pero tres BRAVOS más a quien tomó la de Haru y Makoto en la playa.
Todas sabemos lo que piensas, Ni-chan, y tu sabes lo que queremos.
Malignos planes confabulados transmitidos con una mirada, a eso se le llama "amistad".
Bueno, seguiré explicando sobre lo que pasa con Rin-kun que se pone más interesante, pues, como de costumbre, yo os contaré la única verdad de lo que sucedió, ahora, atended y leed despacio para enteraros bien:
Después de sudar las sábanas y el colchón haciendo flexiones en la cama (razón la cual nunca entenderemos ya que incluso yo pienso que debe de ser malo para la espalda), Rin-kun decide dar un paso más en su relación con Nitori y le cuenta sobre sus ancestros. En concreto sobre su difundo padre.
El papá de Rin-kun era el nadador más rápido del Iwatobi Club de sus tiempos y su sueño era ser nadador olímpico, aunque nunca lo logró, pues, seducido por la secta de los pececillos dorados del abuelo amigo de Makoto-chan, del cual hablé en el episodio anterior, dejó las enseñanzas de Iwatobi-kun, quien le prohibió que volviera al instituto y se desentendió de sus descendientes (por lo que Rin-kun no pudo ingresar en el instuto y se fue a Australia). De ese modo, el papa de Rin-kun se casó y así nació Rin-kun y su hermana, pero llegó el día que el abuelo tuvo aquella revelación y todos fueron a morir al mar. Un trauma para Rin-kun, quien no puede seguir en adelante sin vencer a Haru-chan, el nadador más free del Iwatobi-kun.

Exceptuando por la extraña posición de sus cejas, esta fue más o menos mi cara cuando Morrison-san se me murió 100 años en el pasado... Por fortuna ya tenía un hijo quién tendría descendencia para que yo le conociera en el presente, quien a su vez hizo su trabajo para que pudiera conocerle de nuevo en el futuro.
"Se unió a la secta y se volvió pescador, y así murió."
Volviendo al episodio, llegó el gran día de la competición tras la cual llegaría la loca noche de los eventos sireniles secretos, en la que Haru-chan comería caballa hasta reventar, por lo que tenían que vivir como si no hubiera mañana. En esa noche también habrían otra clase de eventos, como saltar por los balcones como si de delfines en las olas se tratara, pero nada importante.
La cuestión es que, algo nerviosos llegan a la competición para retar a todos los adversarios, y para no perder más tiempo, decidieron que Haru y Rin-kun, junto a otros chavales que no serán nombrados, nadarían primero.

Hoy es el gran día, y luego viene la gran noche tras la cual quizás no halla mañana.
Un momento para Makoto-chan.
Tantos significados para cuatro palabras y una noche entera para descubrir lo que quieren decir.
Debo decir que Haru-chan estaba muy fuera de su personaje, pues, así como él de normal disfruta nadando y se la suda hacer récords, esta vez parecía que el la cabeza sólo tenía el ganar a Rin-kun, lo cual me pareció extraño en él. No le vi disfrutar y me dejó como si me hubieran cambiado el personaje. Incluso no sintió aquello que en el segundo episodio pensó, esa sensación que dijo haber sentido anteriormente que tanto le agradaba. Me dio un chasco.
¿Y qué posibilidades tenía Haru-chan, a pesar de ser una sirena, de ganar contra Rin-kun quien había sido entrenado en Australia para entrar en las competiciones olímpicas? Pues no me lo planteé, pero a medida que la carrera avanzaba, lo vi venir.
Aunque tampoco se llevaron tanto, como medio segundo de diferencia.
La cuestión es que, después de una desvergonzada risa de celebración y burla al mismo tiempo, Rin-kun le dice a Haru-chan que se fastidie porque ya no van a nadar juntos en la vida.
Y es así como acaba el episodio.

Los ojos se pudren de ver tal aberración comparativa entre los cuerpos de los protagonistas y los colegas de detrás de ellos.
Miyano Mamoru ha hablado.
Fantástico.
En el post anterior hice una apreciación sobre lo que yo pensé que sucedería y por lo pronto está yendo en la dirección contraria, pero, no padezcáis, sucederá como dije.
La cuestión es que tenemos 5 episodios de los cuales tres y medio serán de relleno insustancial para acabar este anime. Personalmente, ahora mismo no se me ocurre ninguna pregunta de aspecto existencial sobre el episodio, pero no puedo acabar ningún post de estos sin estupipreguntas, así que allá voy:
¿Tendrán los pececillos anaranjados más importancia en el argumento de lo que yo pensé? Pues parece ser que muchas vidas se están llevando con ellos, y yo que creía que era Iwatobi-kun un dios despiadado... Y ¿Tendrán algo que ver con ellos los extraños individuos sin manos que se encargaron de los cronómetros en la competición? Porque su poca calidad es realmente desconcertante, aunque no me pilló de improvisto. Y ahora ¿Se pondrá Haru-chan a llorar en una esquina o mandará su ejercito de sirenas aprendices (me refiero al resto del equipo) a apalizar competitivamente? Igualmente, sólo esperar a la semana que viene es lo que podemos hacer. Mientras tanto, tendré que enterarme qué día comenzamos el curso en la Uni, porque yo encontré un documento en que ponía que empezaba el Lunes 9 de Septiembre, pero me dijeron que ese calendario es para los de primer curso y secretaría está cerrada en Agosto, así que no tengo ni puñetera idea, y me temo que me tocará presentarme el día 2 por allí, y como comiencen ese día las clases, me voy a cagar en todo.

Sin nada más que decir, me despido hasta la próxima, Jeronimo, Mike.

4 comentarios:

  1. Hola :P
    Mucho tiempo tanía yo sin dejar un comentario. Dos semanas horribles cargadas de trabajo a más no poder y así seran las proximas dos xD

    En fin, me encantó la historia de Iwatobi-kun y los pececillos dorados, muy bien pensado todo -.- hm!

    Dios, no me había fijado en todas las deformaciones de la serie, tienes un ojo experto para encontrarlas! O.O

    Rin es tan cruel, y Haru bueno, ps le pasó como a Haruka en Utapri, que se concentró en ganar y le fue como el c*lo U.U
    A ver si el ejercito de sirenas logra hacer algo con la media suerte esa que le tocó a Haru -.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has vuelto! -Te echaba de menos-
      Nada se le escapa a estos ojos castaños con gafas de color café. AHAHAHAHAHAHAHA.

      Bueh, si tienes trabajo, mucho ánimo, eh? Que seguro que vale la pena.

      Eliminar
  2. Me dio terror la forma de las manos, ahora no podre dormir ;w;

    Ojalá Haru no se deprima y colapse después de salir de la piscina, por la forma en como el color de su ojo se tornaba, me dio la impresión que su alma lo dejaba para regresar al fondo del mar (?) Por los avances se ve que Makoto lo defenderá, tiene que hacerlo feluz de alguna forma y traer a Haru-chan de vuelta, (está: cuerpo presente alma ausente)

    Quizás la maldición de los pececillos han provocado que Haru esté fuera de lugar e Iwatobi lo castigó, más aún, perdiendo contra Rin.

    Al menos me tiene entrenida en fanservice, a cargo de mi buena amiga Kou xD , estas chica saca todas las medidas de los músculos en un abrir y cerrar de ojos O.o es sorprendete owo ya quisiera tener esa habilidad (solo se tomar las medidad en espalda y calderas, pero no tan detalladamente xD)

    Que te vaya en la uni, tambien estoy con muchos trabajos y presentaciones, pero yo se que siempre haya feriado que me espera para relejarme *O* Nos vemos! Cuidate n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AH! TODO FUE POR LOS PECECILLOS ANARANJADOS!!!!!!!
      Si realmente el alma sirenil de Haru volvió al océano dejando su cuerpo vacío, evidentemente, Makoto-chan, como buena esposa, es el único que puede hacer que regrese.

      Yep, seguro que tus trabajos queda guays, muchos ánimos que luego llega un descanso agradecido!

      Eliminar

Cute Spinning Flower Red