jueves, 8 de agosto de 2013

FREE! episode5 - 10 segundos bastaron para que una estupenda noche estrellada se convirtiera en una tormenta mítica-


Tuvieron dos semanas para hacer un episodio que hiciera historia mientras yo le pateaba el culo a Sigma, mi más reciente enemigo, sin embargo, lo que nos han traído es un episodio que de nuevo puede ser resumido en un par de líneas, pues, nuestros chicos se van de excursión y durante los dos últimos minutos ocurre algo interesante relacionado con el pasado de Makoto-chan pero que no sabremos hasta el episodio siguiente.
Lamento si os parezco algo enfadada durante este post, pero es que en dos semanas yo esperaba algo de buena calidad aunque no tuviera más guión que dos míseras líneas, y lo que me he encontrado no ha sido nada de eso.


El episodio comienza cuando Gou-chan asesina un precioso pincel de pelo natural, que no costará menos de 15€, escribiendo con tinta de la buena los días que faltan para la competición tan deseada. Entre toda esa tontería y mientras nuestros aprendices de sirena repasan su rol en la competición, Gou-chan encuentra enterrado un manuscrito de los antiguos alumnos del club de natación en el cual un malévolo plan de entrenamiento estaba descrito. Aunque es interpretado a medias, yo os explicaré la verdad más absoluta sobre ese entrenamiento, pero leed con atención y con mucho cuidado...

Sabéis que Iwatobi-kun no es un dios compasivo, es más, cuando se enfada sus alas se prenden de fuego como si del ave fénix se tratara y sus plumas saltan desde el infierno donde él habita, atraviesan la tierra, vuelan hasta la estratosfera, y por último caen. Comunmente este hecho es conocido como una lluvia de estrellas fugaces, pero no es lo mismo, pues, sin nuestra capa de ozono para protegernos, estas plumas prendidas nos alcanzarían causando la muerte de miles y miles. La humanidad no sabe a qué riesgos se expone al utilizar desodorantes que no respetan la capa de ozono...
De cualquier manera, lo que os venía a contar es que los antiguos alumnos del club de natación debían de ofrecerle un sacrificio para calmar la ira y ganarse el afecto de su dios, de modo que se autodesterraban por una semana a unas islas secretas y desiertas dispuestas en círculo y con una distancia equivalente de unas a otras, las cuales debían nadar por sus alrededores a la velocidad infinita con el único propósito de activar el círculo apocalíptico de invocación que crearía un pasaje hasta el infierno para que Iwatobi-kun pudiera apreciar las estrellas del verano, y cuando éste pudiera distinguir entre tanto apogeo la constelación de Hidra, devorar su sacrificio, preferiblemente un hombre de hombros-armario con deficiencia en la vista.

Volviendo al episodio, nuestro club de natación no más interpreta que se trata de un duro entrenamiento en el océano para ganar resistencia. Todos parecen entusiasmados con la idea, a excepción de mi Makoto-chan, quién parece que sufrió algún trauma relacionado con el océano, aunque no lo sabremos hasta el próximo episodio.
Whatever, sin presupuesto para realizar la excursión, comienzan a pensar en un viaje low-cost.

Imposible saber si me hizo más daño a mi o al papel.
Aquí vemos la ilustración del episodio del libro sagrado en que Iwatobi-kun descubre lo que es la nieve y la soledad.
Tal y como os dije, realmente diabólico...
...Pero no más diabólico que ese coche de ahí detrás!!!!
Tuvieron dos semanas para hacer el episodio, y esto es lo que nos dan.
 Una vez adquirido todo el material necesario para la misión y un transporte gratis, nuestros nadadores se despiden hasta el día siguiente dejando a Makoto-chan y a Haru-chan a solas, en una escena de silencio que no necesita palabras. Reconozco cuando las cosas me gustan, y eso me pareció lo mejor del episodio. Por mi el episodio podría haber sido esos diez segundos sin palabras y hubiera sido yo más feliz que con todo este lío. En fin, durante su paseo de novietes, se hace una referencia más clara al trauma que tiene Makoto-chan con el océano, pero, de nuevo, no se entiende, por lo que sólo podría inventarme lo que sucedió, pero no os podéis imaginar el esfuerzo mental que he hecho para relataros la invocación de Iwatobi-kun. Pero seguro que todo esto tiene que ver con aquel verano del pececito naranja, hijo de Makoto-chan y Haru-chan.



Lástima! Nada sabremos hasta la semana que viene!
Olvidemos esto mientras yo alabo lo guapo que iba Haru-chan vestido. Me gustó mucho su conjunto, no todos los días se ven a hombres vestidos tan bien.
La cuestión es que llegan a la isla e ignoran prácticamente que justo allí se encuentra Rin-kun con su peña, para ponerse a entrenar y realizar el ya anteriormente citado ritual. Digo "prácticamente" porque como ya es rutina en ellos se pararon unos minutos para contemplar cómo de machotes estaban los compañeros, ehem.
Whatever, comienzan el entrenamiento y sólo logran hacer la mitad, pero, qué caray, es el primer día! Sinceramente pienso que el reto que se han puesto no está a su medida, pues cómo se piensan que van a nadar 4 kilómetros así como si nada?
En fin, alguien me dijo una vez que los sueños inalcanzables son los mejores, pero...

CONJUNTO APROBADO. No me es necesario ni verlo por delante, esos jerséis me vuelven loca.
MIRAD! MÁS TÍOS MEDIO-DESNUDOS! ESPIEMOS!!
El misterio de los hombros de Rei-chan, primera parte.
Escoge tu arma siendo consciente que luego no podrás cambiarla.

"Don't worry" dijo Makoto-chan.
De mi experiencia con los videojuegos he aprendido que cuando te dicen eso ya te puedes ir preparando para la catástrofe más grande que nunca hubieras imaginado, y que cuando te repiten como cuatro veces que "te lo tomes con calma" no te apresures. Pocos videojuegos, entonces, habrá jugado Rei-chan, quien parece preocupado por no alcanzar el nivel de sus compañeros, de manera que sale a hacer un entrenamiento secreto durante la noche. De normal, en los videojuegos, los entrenamientos secretos van requetemuybien, pero no ocurrirá lo mismo aquí...
Aunque la noche es preciosa y se pueden distinguir todas las estrellas cuando Rei-chan está nadando, no hacen falta ni 30 segundos para que todo se nuble por artes de magia negra y comience una tempestad de las grandes, aunque no comparable con el diluvio universal. La cuestión es que Rei-chan pierde su corcho y la calma: desorientado, sólo puede gritar por ayuda esperando un milagro, y es entonces cuando Makoto-chan se da cuenta de todo y sale para rescatarle. Es entonces cuando el episodio acaba.

La respuesta es tan obvia que no merece ser contestada.
Y pensar que hacían 10 segundos se podían ver las estrellas... Realmente el agua lo odia.

Pero que sexy sale Makoto-chan en acción, sobretodo porque misteriosamente le proporcionaron bien los hombros...
ARGH!
Cuántas preguntas me vienen a la mente!!!
Qué es todo eso de Makoto-chan con el océano?! Quiero saberlo YA. Igual que quiero saber muchas otras cosas, como lo del pececito naranja o porqué visten de otoño cuando supuestamente es primavera-verano??? Kou-chan no acaba de tener demasiado bien el termostato... Cual es el motivo por el cual siempre coinciden nuestros nadadores con la party de Rin? Será el caprichoso destino¿? Aunque lo que más me hace sufrir es ese cambio de tiempo atmosférico tan brusco, será cosa de la invocación de Iwatobi-kun?! Pero no me hace sufrir más que cuestionarme si mañana por fin enviarán mi pedido o si deberé esperar de nuevo otra semana. La cuestión es que hoy mi hermana pequeña quiere celebrar su cumpleaños adelantado con sus amigas y me va tocar encargarme de algo... Como de pagar las pizzas, quizás, arg, no entienden que mi dinero es para Megaman? Ehem, mejor me callo, pues si Iwatobi-kun no es un dios compasivo, el dinero es un dios despiadado.
La única solución que veo es esperar hasta la semana que viene mientras hago sufrir a Vile por lo que le hizo a mi mujer. Maldecirá el día en que decidieron hacerle personaje jugador, ahahahhahahaHSAHhahHAHhsahahHAHAHAHAHhahahahahAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHUHUHUHHUHUHUHAHAHHAHAHAHA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cute Spinning Flower Red